Venezuela 2014: La crisis y el petróleo dentro de la geopolítica mundial (I)

Categoría: foto plana,Pablo Hernández Parra |

Pablo Hernández Parra. 21 Noviembre 2014.

I.- Sobre la caída de los precios del petróleo y el futuro de Venezuela

1.- La caída de los precios del petróleo y el consecuente agravamiento de la crisis económica, política y social en Venezuela,[2] vuelve a poner sobre el tapete la cuestión sobre el destino de la llamada Renta petrolera y su papel en el desarrollo del país. Se repite por enésima vez el círculo vicioso de la economía venezolana y su relación con el mercado mundial, al cual estamos subordinados desde los mismos orígenes del Estado venezolano, a comienzos del siglo XVI, cuando los supuestos “descubridores” llamaron a esta región Venezuela y  se la apropiaron en nombre de dios y de los Reyes Católicos de España.

Desde aquel entonces, en el llamado periodo de la acumulación originaria de capital, América Latina, con su oro y plata, África con el exterminio y esclavización de su población y Asia con el comercio de especies, jugaron un papel decisivo en esa etapa que fue la base de todo el desarrollo ulterior del capitalismo moderno.

La independencia de la colonia, llamada Capitanía General de Venezuela, significó en resumidas que un sector de la clase dominante, en especial los restos sobrevivientes y exilados de la aristocracia local, los Mantuanos[3], fortalecidos por la incorporación a su clase de los llamados caudillos militares, de origen popular, autodenominados  “libertadores de Venezuela”, con el respaldo del capitalismo europeo y el naciente capitalismo de EEUU[4], lograron la ansiada libertad de comercio y la toma del poder político y con ello la hegemonía en la dominación y organización de la sociedad, de acuerdo a estos intereses dominantes en la naciente república[5].

Desde ese momento, la economía venezolana, y por ende su sociedad, ha estado sujeta a los vaivenes de los precios que fija el mercado mundial a los productos de exportación. De tal manera que en la historia de Venezuela se pueden seguir con exactitud los periodos de crisis y de bonanzas, de inestabilidad o paz, de vacas flacas y vacas gordas, según el ritmo de ascenso o descenso de los precios internacionales.

A este control de los precios de nuestros productos de exportación se han unido los consabidos tratados comerciales, los eternos e incondicionales agentes y aliados políticos y empresariales “nacionales” del capital internacional: las casas comerciales, compañías y embajadas, como expresión y  representación de dichos intereses, conjuntamente con la existencia de gobiernos, civiles o militares, “democráticos” o dictatoriales, que sistemáticamente han estado al servicio o por lo menos bajo una fuerte dependencia de ese capital.

En pocas palabras,  el amo extranjero, el factor principal de poder[6] en la economía venezolana  –desde la dominación española, hasta hoy- ha residido en el exterior y sigue ejerciendo  su dominio  por medio  de sus agentes nacionales: de izquierda o de derecha, civiles o militares.[7]

Desde sus orígenes, por allá en 1500, Venezuela ha sido parte indisoluble del desarrollo del capitalismo mundial, comenzando con la acumulación originaria de capital hasta hoy, con la imposición del llamado Nuevo Orden Mundial dirigido por el capital financiero internacional, particularmente el capital anglo-sajón.

Por lo tanto en cualquier análisis de la economía y política sociedad venezolana no se debe perder de vista –y menos hoy- que la llamada economía mundial es un “todo único”, forjada a lo largo de 500 años, y no una simple suma de “economías nacionales”, independientes y autónomas entre sí[8].

2.- El precio del petróleo Brent[9] ha caído en los últimos 5 meses, de un máximo de 111,78 $/b en junio, a un mínimo de 81,14 $/b en la semana que cerró el 14.11.2014. En ese mismo periodo la cesta venezolana pasó de 99,11 a 70, 83 $/b.

grafica1-caida

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, no se debe olvidar que en junio del 2008, luego que el precio del Brent rozara los 150 $/B, el precio experimento una brusca caída al punto que en diciembre se cotizaba por debajo de los 40 $/B. Y lo más significativo es que en todo ese periodo la producción de petróleo se mantuvo estable alrededor de los 82,95 MMB/d y el consumo llego a 86,14.[10]

grafica2-caida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como vemos, el barril del petróleo descendió en casi 110 $ en unos 6 meses, y pese a todas las explicaciones sobre las “oscilaciones” de la  oferta y la demanda, primas de riesgo,  conflictos en el Medio Oriente, la llegada del pico del petróleo, etc., etc., y las especulaciones sobre la crisis, los pronósticos sobre el futuro de los precios del petróleo no llegaron a los niveles de catástrofes y hecatombe  que hoy se escuchan y  publican a diario.[11]

Luego de la caída de los precios del petroleó en el último semestre del 2008, estos comenzaron de nuevo su carrera ascendente, de tal manera que para enero del 2010 el precio del petróleo de referencia (Brent y WTI) sobrepasaron la barrera de los 80 dólares, y en enero del 2011 volvieron a remontar la barrera de los 100 $/B. Cabe destacar que para ese momento, la producción de EEUU había aumentado de 6,783 MM b/d, en 2008, a casi 9 MMB/d en el 2012[12] , proveniente principalmente del famoso gas de Lutita o Shale gas. Por lo tanto, ya para el 2012 se conocía el ascenso del potencial productivo de los EEUU, por lo tanto es muy cuesta arriba recurrir a ese argumento como causa en la caída de los precios del petróleo[13].}

grafica3-caida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ese periodo fue la época de la famosa primavera árabe, inicio de la intervención en Siria, en febrero del 2011 ocurre el asesinato de Kadaffy y se interrumpe en envío del petróleo de Libia, etc. Como era de esperarse en aquel entonces, estos hechos fueron invocados como la causa del incremento del precio.

En ese momento las bolsas de combustibles comienza con una nueva manipulación de los precios del petróleo. Como puede observarse en el gráfico anterior: “…, el precio del petróleo Brent había aumentado 50% en tan solo seis meses pasando de $80, a más de $120 dólares por barril. Lo más curioso, sin embargo, fue la diferencia entre los precios del petróleo WTI y del Brent, misma que llegó a ser de $30 dólares en octubre del 2011, en un hecho sin precedentes. El mercado internacional ha estado pagando desde entonces más caro el petróleo de menor calidad, o sea, el Brent”[14].

De igual manera, en esa época las grandes compañías petroleras anuncian y ratifican los magnos proyectos petrolíferos de alto costo de producción. El Financial Time publica un célebre artículo[15] donde con lujo de detalles se sentencia lapidariamente, que ha concluido la “era del petróleo barato”:

“…los analistas de energía de Bernstein han examinado los costos ascendentes de los 50 mayores productores de petróleo que aparece y se encontró que – sorpresa, sorpresa – «la era del petróleo barato se ha acabado»: El seguimiento de los datos de las 50 mayores compañías de petróleo y producción de gas que aparece en todo el mundo (ex FSU) indica que los costos de efectivo, de producción y de unidades en 2011 crecieron a un ritmo significativamente más rápido que el promedio de 10 años. Los costos de producción del año pasado aumentó un 26% interanual, mientras que el costo unitario de producción aumentó un 21% año con año a US $ 35.88 / bbl. Esto es significativamente más alta que las tasas de crecimiento de los costes a largo plazo, destacando las continuas presiones de costos que enfrenta la industria de E & P como el barril incremento sigue siendo cada vez más caros de producir. El costo marginal de los 50 mayores productores de petróleo y gas a nivel mundial aumentó a US $ 92 / bbl en 2011, un aumento del 11% interanual y en línea con el crecimiento promedio histórico CAGR. Suponiendo otro aumento de dos dígitos este año, los costos marginales para los 50 mayores productores de petróleo y gas podrían alcanzar bbl cerca de US $ 100 /”[16].

El siguiente gráfico contenido en el artículo del Financial, ilustra estos altos costos de producción en los nuevos yacimientos en proyecto

grafica4-caida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante los años 2012 y 2013, todos los bancos y especuladores petroleros pronosticaron precios por encima de los 100 $/b y en efecto el promedio del Brent fue de 111,64 y 108,70 $/B, respectivamente. Siguiendo en las profecías sobre los costos crecientes del precio del barril, de nuevo los “expertos y analistas petroleros” sin excepción, pronosticaron a pie juntilla que el precio en el 2014  promediaría sobre los 100 dólares y con tendencia al alza, dados los crecientes costos en los principales proyectos petroleros  de las grandes compañías, en especial en aguas profundas, arenas canadienses, el Presal de Brasil, golfo de México, además que continuaban los conflictos en el Medio Oriente, se desarrollaba la crisis de Ucrania, el conflicto con Irán seguía en pie, etc.

grafica5-caidaPara ese momento (finales del 2013) EEUU había elevado su producción a 10.003 MMB/d, lo que representó un incremento de un 13.5% en relación al 2012, y el mayor en todo el periodo desde que comenzó la producción del gas de Lutita.  A comienzos del 2014, una vez más,  las grandes compañías volvían a ratificar la necesidad de precios superiores a los 90 $/B, para poder hacer frente a los crecientes costos de producción y refinación de los nuevos campos por explotar de petróleos más pesados, ácidos y en lugares cada vez más difíciles.

De tal manera que la primera de las causas que se esgrimen hoy como razón de la caída de los precios, como es la sobreoferta de petróleo causada por el aumento de la producción de EEUU, era perfectamente conocida a comienzos del año y ya había comenzado a hacerse sentir en el llamado mercado petrolero[17].

En conclusión, el argumento de la sobreoferta de petróleo, como producto del aumento de la producción de EEUU, luce a todas luces como un mito o un cuento, entre los muchos que la propia industria petrolera y el capital financiero, que como verdaderas cortinas de humo, lanzan cuando llevan adelante sus verdaderas acciones.

grafica6-caidaEn ese sentido, las compañías petroleras y el capital financiero, son unos avanzados discípulos del legendario Sun Tzu que recomendaba como uno sus principios militares: “El arte de la guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando las tropas se mueven, aparentar inactividad. Si está cerca del enemigo, ha de hacerle creer que está lejos; si está lejos, aparentar que se está cerca”.

La caída de los precios del petróleo a partir de julo del 2014, tiene todas las características de una demolición controlada, similar al derribo de las  Torres de New York en septiembre del 2001, una operación de falsa bandera, tendiente a claros fines económicos donde las acciones financieras, políticas y militares, que se vienen ejecutando a través de gobiernos, organismos internacionales, ejércitos, compañías militares privadas , mercenarios, acciones de terrorismo, sanciones etc, se inscriben en la implantación del llamado Nuevo Orden Mundial, que ha dejado de ser una teoría conspirativa, para convertirse en el fin  inmediato del capital financiero internacional y sus principales gobierno de EEUU, Inglaterra y Alemania[18].


[1] Primero de varios artículos dedicados al análisis de “atípica y sorpresiva ” caída de los precios del petróleo, su relación con la geopolítica mundial, especialmente el proceso de concentración y centralización de capitales, conocido como Nuevo Orden Mundial y las repercusiones a largo plazo para el Estado venezolano y en consecuencia para sus trabajadores, hacia donde se descargara todo el peso de dicho proceso acumulativo

[2] Es evidente que esta caída no solo afecta a Venezuela, sino que en general afecta a  la mayoría de los países productores de petróleo, donde este juega un país fundamental en las finanzas públicas.

[3] José Tomas Boves a la cabeza de la primera Rebelión Popular de 1814, virtualmente diezmo a una buena parte de las familias mantuanas de Valencia, Caracas, Barcelona y Cumana, provocando la huida de muchos de ellos al Caribe y España

[4] Este respaldo que se llevó adelante a través de créditos, material de guerra y envío de mercenarios en apoyo del llamado ejército patriota, se transformó en la deuda pública que heredamos luego de la disolución de la Gran Colombia y con ello la llegada de las embajadas de dichos países como representantes de esos intereses financieros y de las casas comerciales europeas y norteamericanas que van a controlar el comercio exterior de la naciente “república independiente”.

[5] Los esclavos no lograron la ansiada libertad y los llaneros y pardos ni siquiera el derecho al voto.

[6] La llamada clase dominante de la sociedad venezolana ha sido en última instancia ese capital internacional y luchas políticas que se han desarrollado en el país, entre los sectores internos de las minorías dominantes, llámese terratenientes, burguesía, pequeña burguesía, en torno al control del poder político, ha tenido en ese capital y economía  internacional como marco de referencia no solo política, sino marcadamente económico. La participación popular a favor o en contra de uno u otro bando, en ningún momento durante la llamada República, ha tenido una representación política autónoma, ni un programa de transformación de acuerdo a sus intereses, salvo como carne de cañón en las llamadas “revoluciones” o como mercancía electoral en los torneos electorales

[7] No se discute la relativa autonomía de la política nacional y los enfrentamientos puntuales de las burocracias gubernamentales con dicho capital. Lo esencial es no perder de vista, de quien ejerce la hegemonía del poder dentro de la estructura del Estado venezolano.

[8] Marx y Engels en 1845-46 cuando definitivamente forjan su concepción materialista de la historia, establecieron con absoluta claridad que el capitalismo y la burguesía no podían desarrollarse sino extendiendo su modo de producción a un nivel mundial.  En 1848, cuando publican el Manifiesto Comunista, en el escriben una de las mejores apologías a la burguesía y al capitalismo, expuestas hasta ese momento, en ella Marx y Engels reconocen claramente de que:

La burguesía ha desempeñado, en el transcurso de la historia, un papel verdaderamente revolucionario.

La burguesía no puede existir si no es revolucionando incesantemente los instrumentos de la producción, que tanto vale decir el sistema todo de la producción, y con él todo el régimen social

La gran industria creó el mercado mundial, ya preparado por el descubrimiento de América.  El mercado mundial imprimió un gigantesco impulso al comercio, a la navegación, a las comunicaciones por tierra.  La necesidad de encontrar mercados espolea a la burguesía de una punta o otra del planeta. Por todas partes anida, en todas partes construye, por doquier establece relaciones.

La burguesía, al explotar el mercado mundial, da a la producción y al consumo de todos los países un sello cosmopolita.

La burguesía, con el rápido perfeccionamiento de todos los medios de producción, con las facilidades increíbles de su red de comunicaciones, lleva la civilización hasta a las naciones más salvajes. El bajo precio de sus mercancías es la artillería pesada con la que derrumba todas las murallas de la China, con la que obliga a capitular a las tribus bárbaras más ariscas en su odio contra el extranjero. Obliga a todas las naciones a abrazar el régimen de producción de la burguesía o perecer; las obliga a implantar en su propio seno la llamada civilización, es decir, a hacerse burguesas.  Crea un mundo hecho a su imagen y semejanza.

En el siglo corto que lleva de existencia como clase soberana, la burguesía ha creado energías productivas mucho más grandiosas y colosales que todas las pasadas generaciones juntas.

Vino a ocupar su puesto la libre concurrencia, con la constitución política y social a ella adecuada, en la que se revelaba ya la hegemonía económica y política de la clase burguesa.

[9] El Brent es el crudo de referencia en más de la mitad del petróleo mundial, especialmente en el llamado Hemisferio Occidental.

[10] BP Statistical Review of World Energy June 2014. Es importante destacar que históricamente no ha existido una explicación convincente de la marcada diferencia entre una producción y consumo petrolera y las profundas oscilaciones de precio del barril en especial luego del llamado embargo petrolero de los años 70`del siglo pasado. El precio del petróleo ha sido prácticamente desde los orígenes de la industria en el siglo XIX  un precio de monopolio. Especialmente luego de los Acuerdos de Achnacarry en 1928 para el control y reparto del mercado petrolero mundial entre la Standard Oil de New Jersey y la Royal Dutch Shell. A esta cuestión le dedicaremos un articulo dentro de esta serie

[11] En Venezuela el Presidente Chávez se hizo famoso ante la caída de los precios del petróleo con su célebre declaración de “¡pónganme el petróleo a cero, que yo me tomo un vaso de agua! Y ¡estamos blindado contra la crisis!”

[12] Ídem,  Exactamente: 8892 MMB/d. Lo que significó un 31% lo que fue el mayor ascenso de producción logrado por un país en ese periodo.  .

[13] Y el argumento de que estaban prohibidas las exportaciones desde EEUU, carecen de fundamento por cuanto igualmente esa producción interna norteamericana fue absorbida por el mercado interno, por lo que ya entonces existía una oferta de petroleo que no era colocada en el mercado de EEUU.

[14] http://5paralas12.blogspot.com/2012/04/causas-del-aumento-en-el-precio-del.html.

[15]http://ftalphaville.ft.com/2012/05/02/983171/marginal-oil-production-costs-are-heading-towards-100barrel/?Authorised=false.

[16] Años atrás el Deutsche Bank llego a pronosticar hasta en 200 $/b el precio para el 2014-15

[17] Ya en marzo de este año, EEUU anuncia una “venta de prueba” de 5 millones de barriles de petróleo de su reserva estratégica, algo que no hacía desde 1990, lo que ocasiono la caída del precio del petróleo en un 2 %. A partir de allí, con la vista gorda del gobierno de EEUU  se le empezó  a permitir a las empresas petroleras ligadas al shale gas, que exportaran petróleo. Y todo eso era conocido, desde marzo

[18] El último libro del Sr. Kissinger, trata precisamente sobre este objetivo inmediato. http://periodismo-alternativo.com/2014/09/06/el-dr-kissinger-sobre-el-nuevo-orden-mundial-editorial-o-declaracion-politica/.  Véase también:  http://apocalipticus.over-blog.es/article-recopilacion-de-frases-sobre-el-nuevo-orden-mundial-65446272.html..

#liberenARodneyÁlvaez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.