La inflación y la especulación afecta a todos sin distingo de divisiones laborales

Categoría: Delfín Amaro |

laraDelfín Amaro, Presidente de SINAFUM LARA

El presidente Nicolas Maduro acaba de aumentar el salario mínimo para todos los trabajadores, lo cual creemos que es muy merecido, pero ha cometido un error conceptual en diferenciar los trabajadores en base a un sofisma burgués de quienes supuestamente están en convenciones colectivas y los demás trabajadores sin contratos.

Tal vez sin saberlo, o porque sus funcionarios miisteriales del Ministerio de educacion basica , en sus innumerables cargos y oficios  no le han dicho toda la verdad sobre las contrataciones colectiva sobre todo la de los docentes
Esas verdades las queremos hacerlas de su conocimiento y de toda la colectividad :

Primero.- La contratación docente no fue discutida en las bases y hay evidente pruebas de ellos. Las federaciones magisteriales tenían precariedad en su legitimidad y menos SINAFUM que no calificaba para regir las discusiones. En el estado Lara y en el país solo se encargaron de recoger firmas por algunos oportunistas políticos para presentar unas cuantas propuestas que nadie discutió, solo ellos en sus contertulias. Luego fue presentado como un contrato unificado

Segundo.- En las discusiones , el supuesto contrato unificado acordado entre todas las federaciones y el sindicato sumiso fue desechado de inmediato, enviado a la papelera , sustituido por conversaciones volubles propias del “ como vaya viniendo vamos viendo” La posición mas lacaya vista en la historia de las discusiones laborales.

Tercero.- En la actualidad Venezuela tiene los mas altos indices inflacionarios de América Latina desde hace bastante tiempo, inclusive cuando se discutió la convención, por ellos los porcentajes acordados partían de una falacia impuesta por presión gubernamental que la economía venezolana marchaba hacia una inflación baja.
Cuarta.- Los analistas del gobierno, como voceros del partido político presionaron a los representantes del sindicato Mayoritario y este a las federaciones magisteriales a aceptar los porcentajes que daban, según los recursos colocados en la mesa de discusión. No hubo contra oferta de las federaciones, ni del sindicato sumiso. Tampoco se discutieron cláusulas de honor.

Quinta.- La firma de esa convención se realizo con base a la falacia anterior de una economía sin sobresalto inflacionario y por supuesto sin especulación y desabastecimiento, es decir que la guerra económica denunciada por el gobierno contra el pueblo, a quienes más afecta es a los trabajadores y trabajadoras en general y en especial a los docentes. Como añadidura este año se abrió un debate sobre la calidad educativa, que tiene mucho que ver con las condiciones de vida y trabajo de los docentes en las aulas y es hasta ahora cuando apenas se señalan tímidamente algunas conclusiones del mismo.

Frente a estas apreciaciones solicitamos ya el ajuste salarial a los fines de solventar la crítica situación social del magisterio nacional y esperar el próximo año a discutir una convención colectiva totalmente diferente en parámetros.

Por lo menos, debemos establecer la base de la escala salarial docente en que el salario de los docentes (I) sea equivalente a dos (2) salarios mínimos.

#DondeEstáAlcedoMora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.