Análisis de las leyes habilitantes maduristas (2da entrega)

Categoría: foto plana,Francisco Javier Sierra Corrales |

Francisco Javier Sierra Corrales

ORO

Aunque repito, una vez más, estos son análisis hechos, en base a lo dicho por el mandatario en una rueda de prensa de medios públicos hace horas, hoy 18 de noviembre, aunque fue en horas de la noche temprana, por el factor sorpresa, se puede decir que son “entre gallos y medianoche”, ya que lo correcto debió haber sido, aun siendo habilitante (Ejecutivo legislando), la consulta, la participación y sobre todo por la duración de Un (1) año, tiempo suficiente para haberlo consultado con el pueblo llano, aunque yo sé que si ha sido consultado con las transnacionales y el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), quienes constitucionalmente no entran dentro de la categoría de pueblo.

El primer comentario que hay que hacer a lo dicho por el Presidente Nicolás Maduro, en materia aurífera, es, nada nuevo bajo el sol, los mismos lineamientos contenidos en el decreto, de la habilitante anterior de Hugo Chávez Frías, Decreto Nº 8.413, aparecida en la Gaceta Oficial Nº 39.759 del 16 de septiembre del 2011 que tenía como leyenda, la misma que esgrime hoy, como una “novedad” y “revolucionaria”, de reservar para el estado venezolano las actividades relacionadas y conexas con la explotación del oro, las cuales se ejercería por intermedio de institutos públicos, empresas del estado o mixtas, la misma solución del petróleo sin tomar en cuenta para nada la tradición minera de Guayana

Este Decreto Ley, que me imagino que este nuevo decreto madurista lo deroga, criminaliza la actividad particular de la minería, en su artículo 32 hasta con 6 años y 6 meses de prisión, lo cual subvierte una tradición social minera del Estado Bolívar desde 1860, tradición que ni siquiera las dictaduras de Juan Vicente Gómez y Marcos Pérez Jiménez quisieron tocar, mucho menos el populismo adeco-copeyano, por el contrario sobre todo Pérez Jiménez, reguló la pequeña minería dándoles permisos de explotación, el célebre “minerito”, hoy al minerito perezjimenista le corresponderían 6 años y 6 meses en Vista Hermosa o El Dorado, encanado. 

LAS EMPRESAS MIXTAS FORMA DE DISFRAZAR LA APERTURA MINERA

En materia de minería, el gobierno chavista (Chavismo hoy en día no traduce “bolivariano”, “revolucionario”, “Socialista”, traduce una categoría de burocracia centrista de socialdemocracia tardía), desde 1999 hasta hoy noviembre-2014, su política minera ha sido la continuidad del puntofijismo en su última etapa, en la etapa neoliberal o paquetera, cuya máximo exponente fue Rafael Caldera, el último presidente del adeco-copeyanismo, quien expreso en más de una oportunidad, que Venezuela era petróleo, lo importante era el petróleo y este no se podía privatizar o entregar al capital extranjero porque era estratégico, pero que habían otros segmentos que si se le podían entregar al capital foráneo transnacional para que lo explotara, entre esos renglones estaba la minería de minerales preciosos en Guayana y el turismo, y otros. A esa entrega se le denominó “La Apertura Minera”, un hermanito menor de la apertura petrolera, pero bajo el mismo esquema.

Por ello en Guayana en los 90 anduvieron por estos lados del sur de la Orinoquia, las principales empresas auríferas inglesas, canadienses, norteamericanas, surafricanas, quienes se aprestaban para ponerles las garras a los lomitos auríferos de nuestra Guayana. Condición sine quan non que exigían, estas transnacionales, era que le “limpiaran” el espacio de mineros “ilegales e invasores”, dado que existía una tradición minera en el Estado Bolívar, centenaria, que muy bien pudo aprovechar el gobierno bolivariano, pero su desviación y traición al espíritu del “27-F-89” impidió que eso se aprovechara.

Caldera cumplió con las transnacionales en el sentido de “limpiarle” la zona de mineros ilegales e invasores, militarizándola, para luego entregárselas a sus “nuevos dueños” limpiecita; pero el populismo puntofijista, que fue más “social”, si se quiere, que el chavismo, como sabía que Guayana tenía una tradición minera y era una forma de reanimar la deprimida economía del sur, permitió el ejercicio de la minería a pequeña escala (Sistema de “Tolerancia”), como una válvula de escape con sentido social, aunque reprimían y “martillaban” a los mineros, pero había cierta tolerancia en el ejercicio de la minería, también influían en esa tolerancia los compradores de oro, en donde habían muchos financistas de la partidocracia adeca-copeyana y causaerrista.

Con la llegada de Chávez, se paraliza la “apertura minera” de corte fondomonetarista, pero se produce un vacío, vacío que duró casi 10 años del gobierno de Hugo Chávez, que permitía que las trasnacionales continuasen, no fuesen revocadas sus concesiones, un limbo verdadero, en donde el caso más emblemático fue la empresa aurífera CRISTALLEX, que hasta el principio de esta segunda década del siglo, continuo apostada en el lomito de Las Cristinas, ese “vacío”  trato de llenar Luis Herrera Mendoza, cuando fue presidente de CVG-Minerven, hoy imputado por la Asamblea Nacional, que independiente que haya cometido irregularidades, la causa política de su imputación parte del hecho que quiso acabar con el vacío minero de Guayana y recupero una series de minas importantes en manos de trasnacionales para el estado, ahí se pisaron muchos callos poderosos y el quedó sin apoyo político y con enemigos de lujo.

Hago mención aquí a Luis Herrera Mendoza porque existen casos peores que los del, no obstante no los tocan ni con el pétalo de una rosa, él fue una factura de la alianza, soterrada pero eficaz, PSUV-Rangel-AD-Causa R, comandita que se manifiesta en las actuales Alcaldías de Tumeremo, El Callao y Upata, en manos de adecos y causaerristas, más afines al Gobernador Rangel que el Alcalde Chavista de Caroní, a quien quieren defenestrar, abriéndole expediente por la basura y el cobro de impuestos; pero esta comandita MUD-Rangel, tiene su origen el negocio del oro, y del hierro y aluminio también, pero esa es otra historia.

Ya hoy en día sabemos las causas del “vacío” chavista con respecto a la política minera, vacío que también, en parte se ha venido dando en las empresas básicas, y es que el chavismo es privatizador neoliberal, pero no lo podía decir ni hacer por el disfraz de socialista, revolucionario y bolivariano que tiene, pero ya las mascaran caen cual octavita de carnaval.

Se me había olvidado decir que en la “limpieza” de mineros ilegales e invasores, en sus propias tierras, el chavismo lo hizo peor, fue más allá en la solución represiva que los mismo adecos y copeyanos, ya que penalizó la labor minera, ahora solo las empresa mixtas, entiéndase transnacionales asociadas con la burocracia, pueden ejercer legalmente la minería en Guayana. El ejercicio ilegal de la minería, es un delito con pena de prisión de hasta 6 años y 6 meses de cárcel segura, según la última habilitante (Ya es penúltima), en vida del propio Chávez.

Tengo mi conciencia tranquila y va ser aval mío que luciré con orgullo para la historia que critiqué esa habilitante de apertura minera disfrazada con “empresas mixtas”, el mismo día que la anunciaron (Tardo en ser publicada desde su anuncio), y una vez publicada la critique más en profundidad y con conocimiento de causa, ya que era la misma solución PDVSA, y de criminalización de la actividad minera, decreto ley del propio “Comandante Eterno”, es decir, que critico al chavismo no oportunistamente porque ahora viene en barrena y su caída es inminente, ya que en aquel momento a Chávez ni siquiera le habían detectado el cáncer, solo tenía una dolencia en la rodilla. Aparte de que el cáncer de Chávez solo alcanzo carácter de gravedad, en lo mediático, después del 7-O-2012 y más exactamente después del 8-12-2012. 

ACLARATORIA

Quiero aclararle a los hermanos Colombianos, Peruanos, Chilenos y de Centro América que están luchando en contra de la minería extractiva, en donde algunos gobiernos “progresistas” han otorgado concesiones o utilizado el mismo sistema de empresas mixtas venezolano que esa es una minería a gran escala, inclusive buscan el mineral a kilómetros de la superficie y también practican el fracking  lo que en Colombia llaman “La Locomotora Minera”, en donde la familia Santos tiene intereses asociados al gran capital (En petróleo también), aunque en la Guayana venezolana también existen estos grandes yacimientos, como el de Las Cristinas, catalogado el segundo del mundo, después de Sur-África, pero a la minería a que me refiero aquí, la que ha sido criminalizada por el gobierno “bolivariano” es una minería prácticamente superficial y en donde la gente local, la ejercía sin apoyo y al margen del estado desde 1860, cuando estallaron las primeras bullas auríferas en la zona de El Callao.

El capital transnacional en contubernio con la burocracia son tan miserables que esa parte de explotación aurífera se la pudiesen dar al poblador local que tiene conocimiento y tradición de ello, pero la ambición y la rapiña es tan grande que no solo se llevan los lomitos sino los “solomos” y la “espalda”. De estos negocios auríferos medianos y hasta pequeños, participa la oposición política también.

SIMILITUD DE “LO SOCIAL” ENTRE EL CHAVISMO Y EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL

La implementación de las recetas fondomonetarista y la búsqueda de “dinero fresco” por parte de la burocracia colorada, solo que es bajo la mesa, se le oculta al pueblo, con fines de mantener a las bases “mareadas” y “encantadas” con una supuesta revolución, que hace rato esta traicionada, las recetas, repito, son tan evidentes, que lo único “nuevo” de esta habilitante madurista con la anterior, es un “fondo social” que se usara en beneficios y mejoras para la población de los pueblos mineros del sur del Estado Bolívar, cuyo estilo en nada se diferencia de las limosnas que otorgaban las transnacionales que explotaban el oro con las comunidades.

Ese “pote social” o “fondo social minero” que aparece en la habilitante aurífera de Maduro, es análogo, a las labores sociales que hacían las trasnacionales en el sur, llámese Tumeremo, el Km. 88, El Dorado, El Callao, Guasipati, etc,.

El procedimiento era el siguiente, se le presentaba un proyecto ya fuese de construcción (Aceras y brocales, reparación de una vía, un estadio, un museo histórico, un centro asistencial o escuela, etc.) o pago de un personal de servicios (Fundamentalmente en el sector salud y educación) y las alcaldías, también, presentaban su “proyectico” y hasta el subsidio para un equipo deportivo a CRISTALLEX, por ejemplo y esta estudiaba la factibilidad de la inversión y la hacía. Pude ver muchos proyectos sociales de esta índole, con lo cual la empresa transnacional chantajeaba al gobierno para exigirle que no le quitaran la concesión puesto que ellos venían haciendo una “labor social”.

Este fondo social tiene bastante parecido o semejanza con aquellas labores sociales a que “estaban obligadas” las transnacionales del oro a hacer a las poblaciones del sur del Estado Bolívar. Esa era una clausula obligatoria incluida dentro del contrato de apertura minera. En si era una limosna, era el diezmo para el pueblo y la gran tajada (90%) para ellos.

LEY DE INVERSION EXTRANJERA O DE “APERTURA ECONOMICA”.

Este “Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley” de Inversiones Extranjeras, es una prueba más del acuerdo soterrado con la banca internacional o los IFIs. (Institutos Financieros Internacionales), como se les conoce en la jerga bancomundialista y fondomonetarista de New York, que son el verdadero diablo, el verdadero demonio, el enemigo Nº 1 de la humanidad y de los pueblos del mundo,  son los amos del planeta y del poder, el verdadero poder tras el poder; solo que esas conversaciones son secretas, a escondidas del pueblo, a la par que se utiliza un lenguaje revolucionario, anti-imperialista, se les entrega el país y la revolución bolivariana, y esta ley de inversiones extranjeras, es un botón de muestra más de los muchos que hay, que evidencian esos tratos clandestinos con el propio imperio, el imperio del imperio, los IFIs.

No hay razón alguna para abandonar el desarrollo endógeno, el desarrollo hacia adentro que es la contra-receta a las del BM-FMI y es lo procedente y pertinente que tienen que hacer los países de capitalismo dependiente como Venezuela, ampliar la frontera agrícola, buscando la soberanía alimentaria e impulsar la industrialización y el país tiene bastante potencial para hacerlo para lograr su desarrollo propio, sin muletas, si acaso con nuestros hermanos mestizos.

Pero se abandonan las tesis del desarrollo endógeno por las del “desarrollo exógeno” que son las tesis de la dependencia y el sometimiento imperialista, y en donde el país encaja en la división internacional del comercio instaurada por el imperialismo yanqui, solo a título de surtidor de petróleo barato y consumista de productos, mucho de ellos basura de los países “desarrollados”; estas son las ideas de la apertura de la economía a los capitales extranjeros a los “capitales golondrinas”, esta es la tesis de los paquetazos de CAP II y Caldera II. Esta ley de inversiones o de rapiñaje, que sería su verdadero y cierto nombre, puesto que estos inocentes capitales no vienen a invertir de buena fe, cuando vienen es porque ya le han impuesto a la nación víctima, una serie de condiciones ventajosas y de privilegios para ellos; esta ley de inversiones, en plena “revolución bolivariana” y “socialista”, ya es la demostración pragmática y por demás patética, de la traición por parte del chavismo al “espíritu del 27-F-89”, el cual fue un grito de rebeldía y liberación en contra de los IFIs.

Me voy ahorrar bastantes letras y espacio, remitiéndome a lo dicho por el Súper-Ministro de la Economía, el Vice-Presidente Nº 1, en importancia, Rodolfo Marco Torres, y para ello voy a utilizar una `palabra muy usada por el Presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello Rondón y es que él ha dicho, recientemente por la agencia de noticias de Venezuela que “…la promulgación de las 28 leyes habilitantes vinculadas al sector económico ha tenido un impacto positivo en la percepción de Venezuela en el sistema financiero internacional.”. Parafraseando a Diosdado, repito, hay que decir: “QUE HAS HECHO QUE LA CANALLA TE APLAUDE”.

Y los IFIs., esos sin son la canalla de la canalla, de verdad, verdad, ese es el propio satán, los amos del planeta, el poder tras el poder, el residente de la Casa Blanca, es un mero empleado o marionetas de ellos, sino pregúnteselo a Obama.

Este dicho de Marco Torres, me ahorra tomos varios de ciencias económicas en contra del neoliberalismo.

#liberenARodneyÁlvaez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.