Más atención a las causas y no a las consecuencias

Categoría: Guarureando |

IMG_20140627_183206

Luis González. Mérida

Hace muchos años dijimos que con las herramientas del Capitalismo Salvaje Extractivista y Depredador no se construye Revolución Socialista. NI MUCHO MENOS CON EL RESTO DE SUS MONSTRUOSIDADES.
Algunos que prometieron infiltrarse en el monstruo para combatirlo desde sus entrañas hoy son parte de él, algunos una diminuta de sus más mínimas berrugas, pero parte de él.

El asunto no es lo que uno sueña, a los sueños hay que cuidarlos de las pesadillas y seguir sumando sueños, sobre todo aquellos sueños que fueron la génesis de todo este movimiento al que dieron por llamar Revolución Bolivariana Socialista del Siglo XXI, de por sí una mezcla conceptual que acepta, convive y justifica todo tipo de pesadillas, incluso lo Contra Revolucionario, Lo Anti-Bolivariano, Lo Reaccionario y Anti-Socialista y también El Militarismo y La Cochina Corrupción.

Deberíamos empezar por ahí pues resulta que muchos, con la injustificable excusa de “Cuidar la Revolución”, desde el propio año 1999, se negaron a aceptar la crítica y autocrítica como herramienta de revisión y contraloría y hoy deben recoger las consecuencias de su aberrante y conservadora actitud. Aquí se podía perseguir y disparar contra Indígenas, contra obreros, contra campesinos y contra dirigentes populares para “Salvaguardar la Revolución” y aun se sigue haciendo, sólo que ahora “se dispara un poco más arriba” en la escala discriminatoria social que es también otra aberración de los supuestos dueños de la verdad de la que ha estado preñada esto que dieron por llamar Revolución Bolivariana Socialista del Siglo XXI.

ES TRAICIÓN PRETENDER HACER PAGAR A TODO UN PUEBLO LOS ERRORES DE UNOS POCOS. “NO VAN A HACER PAGAR AL MÁS PENDEJO LOS PLATOS ROTOS POR OTROS…” decía mi abuela Juana

Para muchos factores aquí, no ha habido en verdad Revolución pues en el fondo no se ha trastocado la estructura que aun mantiene intacto el legendario modo de dominación de los grupos de poder que, evolucionando en el tiempo, ayer eran esclavistas y hoy como en el resto del mundo occidental son los más fieles representantes y voceros del más vulgar Capitalismo Salvaje Neoliberal. En el caso de Venezuela como País, hemos arribado a un Capitalismo Salvaje de Estado el cual en los últimos años ha echado mano abiertamente de las propias herramientas de Smith y de los “Muchachos de Chicago” para imponer su poderío, en una combinación patriotera militarista avasallante que ha dejado sin participación verdadera al Sujeto Histórico de todo cambio Revolucionario Real como lo debe ser el Pueblo y su Participación Protagónica sin el riesgo a ser NUEVAMENTE BURLADO, PERSEGUIDO Y REPRIMIDO. Una participación más allá del aplauso, la resignación y el voto.

De tal manera que estamos presenciando las consecuencias de un Problema y no sus causas y lo más lamentable es que muchos miembros de factores de este proceso han venido conociendo y callando, perdón, más bien disimulando esas causas, como pretendiendo colocar una venda a Millones de Personas para que no veamos como se escribe dia tras día esta historia.

Pretender “Salvar” la nula integridad y ética de algunos cuantos no hará que millones olvidemos el Camino más aún cuando esos millones andamos pateando el camino mientras los OTROS CUANTOS andan flotando con sus cuentas bancarias no precisamente sobre el camino.
Jamás EN NINGÚN PROCESO HISTÓRICO los Traidores han sido Millones, sólo unos cuantos, esos sí, y este Pueblo irá por ellos.

APÁRTENSE DEL CAMINO!
Este no es ni un Gobierno Obrerista ni mucho menos Socialista

La Lealtad es con y entre Los de Abajo,
con Los Perseguidos, Acorralados y Combatientes Indígenas y sus Luchas
con los aún Desplazados y Humillados Campesinos
con Los Trabajadores
con Las Comunidades en Lucha
La Lealtad es entre los nuestros

BOLIGARCAS TEMBLAD!

LO JURAMOS POR SABINO!
SOMOS LOS DE ABAJO e iremos por los de arriba INCLUIDOS TODOS!
Así como suena: TODOS!

Saludos Fraternos al Indomable equipo de La Guarura

#liberenARodneyÁlvaez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.