La burocracia socialdemocrata de Maduro quiere legitimarse

Categoría: Guarureando |

nicolas maduro diosdado cabello Francisco Javier Sierra Corrales

Últimamente con Nicolás Maduro, estamos asistiendo al desmantelamiento de lo poquito de socialismo, lo poquito de democracia social y programas sociales, que se logró avanzar en 14 años de Chávez, en si fueron 8 años netos (15 de Agosto 2004 al 8 de diciembre del 2012), el tiempo anterior, fue el de la reacción natural a todo proceso revolucionario, reacción que se vence definitivamente el 15 de agosto del 2004, mas no se concretaron los cambios, aunque hay que reconocer que con Chávez vivo, permanentemente había expectativas de socialismo, aunque nunca llegaba el socialismo a no ser que fuese en forma de verborrea, pero siempre se mantuvo una expectativa.

 

Ahora con Maduro, esa expectativa y esos muy pequeños logros, tienden a retrogradar, es decir, a desaparecer y a volver hacia una nueva democracia representativa, pero con otros actores y modos, lo que he denominado una “socialdemocracia tardía”, muy a lo Maduro, en otras palabras, no se va a dejar de pregonar el socialismo hasta la saciedad, a la par que se busca un acuerdo con la derecha para legitimar el nuevo pacto puntofijista, y todo se va a justificar con una supuesta democracia “social”, “humanista” y “cristiana”. Pero a la par de esta “entrega”, la derecha ahora más que nunca, arremete y arrecia en contra del país, ya que ve la debilidad en Maduro y considera que es el momento de rescatar el poder, no se conforma con una parte alícuota, lo quiere todo, y por eso arremete con furia, arremetida que no recibe una respuesta adecuada y proporcional a la gravedad y magnitud del ataque.

 

Aunque, el escenario de socialdemocratización se palpa en el ambiente, mas no en el discurso del Presidente Maduro, que manipula muy bien el discurso de izquierda, para irse a la derecha, por los discursos del “presidente obrero”, no está pasando nada de esto más bien al contrario pareciera que estuviésemos profundizando el socialismo, pero en puras palabras;  en otras palabras la socialdemocratización es de hecho, hasta el día de hoy, sábado 7 de junio 2014, cuando aparece un escrito de un representante del núcleo duro socialdemócrata afín a Maduro, es más fue su vice-ministro para “la culta, blanca y cristiana Europa”, un cargo importantísimo, cuando este fue Canciller, quien pide “socialdemocracia ya” sin tapujos, que hasta ahora nadie se había atrevido a plantearlo, quizás sea un globo de ensayo de la burocracia, como lo fue el aumento de la gasolina de Ali Rodríguez, pero hasta ahora nadie se había atrevido a decirlo de frente, en un escrito público, prácticamente es un golpe de timón pero hacia la derecha.

 

El escrito se titula “Que Hacer en esta Etapa de la Revolución” y su autor es Temir Porras, uno de los tantos socialdemócratas que han infiltrado este proceso a quienes les resultó bastante barato infiltrarlo y apoderarse de él, gracia al personalismo del Comandante a quien solo le importaba que le rindieran culto a su persona, sin importarle quien era, y su entorno a quien el poder en un país petrolero (Rico) corrompió hasta los huesos, quien aceptaba a cualquiera, y mucho más si tenía el “visto bueno del Comandante”; este sujeto tiene como carta de presentación el haber estudiado en una universidad Francesa, cosa esta que lo desmejora puesto que desde la óptica neoliberal da más caché provenir de una universidad gringa, si es Harvard, mejor.

 

Vayamos al grano de la conseja de este socialdemócrata de marras de lo que hay que hacer para ya (“En lo inmediato”) cosa que viene haciendo el gobierno de Maduro de hecho, pero que nadie se había atrevido a decirlo, al menos tiene ese merito, de decir la verdad, de ser sincero.

 

Lo que hay que hacer, ya, para Temir Porras, son tres cosas: “1. En lo político, fortalecer el liderazgo del Presidente Nicolás Maduro…2. En lo económico, fijar objetivos estratégicos y alcanzarlos con pragmatismo…3. En lo social, construir una mayoría amplia para transformar en profundidad.”.

 

Antes de empezar a analizar cada una de las tres cosas que Porras, dice que hay que hacer en lo inmediato, debo aclarar que para su análisis no existe, primero, una guerra de agresión en contra de Venezuela, que en esta etapa, está progresando de la baja intensidad hacia una guerra directa (“La Salida Ya”, es una acción de agresión terrorista de la única superpotencia global hacia nuestro país), y la próxima etapa es o una invasión directamente o un “golpe suave”, en ambos casos desaparece el gobierno legítimamente constituido y podríamos desaparecer como nación, para él, la agresión foránea es netamente mediática, publicitaria y nada mas. Como segundo elemento de su análisis, para concluir en las tres recomendaciones de lo que hay que hacer, ya mencionadas, no existe una agresión económica tanto interna como externa, lo que Maduro llama imprecisamente “guerra económica”, que no es una guerra como tal, puesto que existen elementos internos infiltrados, afines a Temir Porras, que forman parte de esa conjura económica; para el solo existe “un desajuste macro-económico” que hay que solucionar con medidas “pragmáticas, como ya veremos. Y como tercer elemento de su análisis, para el en lo interno todo está muy bien, no existen infiltrados ni quinta columnas, no existen errores ni desviaciones que hay que corregir, como el mismo Chávez, aunque él fue el culpable de ello, pero al menos lo alertó y previno, aunque verbalmente, como las 3R2 o el “golpe de timón” del último discurso valido del 20 de octubre del 2012, cuando preguntó en donde estaban las comunas.

 

Obviamente, cuando en un país como Venezuela se está dando estas gravísimas agresiones imperiales, como es la infiltración y actuación de grupos terroristas extranjeros con criollos que controlan Alcaldías, algunas importantes, que son cabeceras de Estado y otras urbanas en la propia capital, Caracas, existe una conjura económica tanto financiera como en precios de productos y bienes, en donde participan no solo agentes extranjeros y de la burguesía interna sino además altos funcionarios del estado, a título de cómplices, en el mejor de los casos por omisión o por incumplimiento del deber y de paso existe en lo político, una quinta columna interna que  se asocia con los conjurados y esa quinta columna también abarca los organismos de justicia que no aplican la ley; lo correcto es un golpe de timón, un cambio de rumbo, una revolución a la revolución.

 

Cuando tú en un país como Venezuela que se están dando estos elementos gravísimos, arriba mencionados, y tú los obvias para tus conclusiones y recomendaciones, el resultado no sería una revolución a la revolución o golpe de timón o 3R2, obviamente estas serían o tecnocráticas o de carácter administrativos o de maquillaje y por supuesto insuficientes y desacertadas, tomando en cuenta que el analista actúa de buena fe, porque se pudiera pensar que esa recomendación forma parte de la guerra de agresión con fines de doblegar en lo moral y psicológico a la dirección política del país, para así someterlo mejor.

 

Vayamos al análisis concreto de cada una de las tres recomendaciones, al que hacer ya, según Porras.

 

1.- En lo político, fortalecer el liderazgo del Presidente Nicolás Maduro

 

Por supuesto, este fortalecimiento del liderazgo de Maduro, al igual como se fortaleció el de Chávez, por parte de la burocracia, es a título de culto a la persona de reforzamiento del neocaudillismo, de cero tolerancia a la crítica y cero discusión ideológica o tan solo política, a no ser que sea las palabras del neo caudillo, cuyo desacato es una deslealtad, una indisciplina punible. La ideología y la política, acríticamente, es lo que diga el neocaudillo.

 

La burocracia pumalaca que aspira continuar en el poder con Maduro, el requisito sine quan non requerido, es que Maduro se convierta en un neocaudillo, con la misma respetabilidad con que contó Chávez, una dirección colectiva con un golpe de timón hacia la izquierda o la re-ideologización del movimiento bolivariano revolucionario (No solo el PSUV, incluye GPP y los colectivos socio-políticos), es su muerte, le pasan por arriba, por ello debe lograr o imponer desde su posición de poder, que aun ostenta la respetabilidad y magnanimidad de Maduro, con que contó Chávez, pero también sabe esa burocracia aprovechada que eso es cosa bien difícil por las fallas que tiene el heredero, pero la propaganda repetida mil veces hace prodigios.

 

Tamir Porras, sin plantearse para nada ni las 3R2, ni el golpe de timón, solo el pragmatismo, el inmediatismo, el escenario en donde por la premura no hay tiempo para pensar porque sería perder el tiempo, sostiene que el liderazgo de Maduro “debe tener dos columnas iguales de importantes”, una, el histórico, que es la comparecencia de Chávez el 8 de diciembre del 2012, en donde designó a Maduro como su “heredero”, esto no es nada nuevo ni novedoso por parte de Tamir Porras, ya que esto lo ha venido haciendo Maduro y su entorno hasta la saciedad, gobernar con el cadáver de Chávez a cuestas, lo que él, le endilga a todo el mundo, de hacer una política necrofílica, es lo que él ha venido haciendo.

 

Ahora lo novedoso en Tamir, en donde me voy a detener un poco es cuando dice, palabras más o palabras menos, que Maduro debe hacerse un liderazgo propio, citando parte de su artículo, aquí en comento, dice: “En fin, estoy convencido que la mejor forma de que el Presidente Maduro siga el ejemplo de Chávez, no es tratando de imitarlo, sino ejerciendo el liderazgo como lo ejercía Chávez, con sus características propias, muy necesarias para la etapa de la Revolución que vivimos. El Maduro pragmático nos hace mucha falta…”.

 

Aunque yo no comparto la Tesis de Toby Valderrama de asociar a Chávez con socialismo y revolución bolivariana, considero que él es culpable de la desviación de este proceso revolucionario y el rendirá cuenta ante la historia, pero al parecer, por ahora, como que Toby tiene razón, y eso se percata a nivel internacional, es asombroso como los Españoles están equivocados con Venezuela, quizás será la satanización de sus medios de comunicación al proceso venezolano, pero piensan que en Venezuela se está dando una revolución radical, cosa más falsa y aislada de la realidad, pero al parecer, repito por ahora, como que la palabra Chávez asocia radicalidad; y eso no es conveniente para la burocracia socialdemócrata que con Maduro quiere hacer fiesta; por eso es imprescindible el desmarque de Maduro con Chávez, y  esa es la recomendación de Tamir  Porras, al que hacer (Socialdemócrata) en esta etapa de la revolución, el “Maduro Pragmático”. A la par que se utiliza la imagen y el prestigio de Chávez, se desmarca de él, en la radicalidad.

 

2. En lo económico, fijar objetivos estratégicos y alcanzarlos con pragmatismo.

 

Quizás en el aspecto en donde este Tamir, “bota la bola”, es en sus recomendaciones o en “las sugerencias del chef para la economía”, como si esto fuese el menú de un restaurant de Paris, y es que para Porras, no hay guerra económica, no hay especulación inducida y provocada con fines conspirativos, la cual cuenta con “aliados internos”, es decir, quintas columnas dentro del alto mando del “proceso bolivariano”, quienes no cumplen con sus deberes sancionatorios y no hacen cumplir la constitución.

 

Para Tamir Porras existe un “desajuste macroeconómico”, sin decir ni por qué existe ni tampoco profundiza mucho en sus recomendaciones, aunque menciona mucho la palabra inflación, que repito, sin especificar el porqué de esa inflación que indiscutiblemente es producto de la especulación y del golpe económico, mal llamado por Maduro “guerra económica” solo dice que hay que “corregir”, y aplicar pragmatismo (Entiéndase oportunismo y de derecha del neoliberal), por las razones que de seguida vamos a aclarar.

 

Vamos a comenzar, por lo último, por las conclusiones-recomendaciones de Tamir para solucionar el problema de la liquidez, y vemos que la solución Tamir es idéntica a la solución Giusti y de los apátridas de “Gente de Petróleo”, aumentar la producción petrolera, lo cual implica “quebrar a la OPEP”, salirse de la cuota de ella con el fin de abaratar los precios y así favorecer al capitalismo nor atlántico, por supuesto que obtendremos más dinero por la venta del petróleo, pero quebramos, repito a la OPEP, arma de los países de la periferia, en contra de los países del centro o ricos, USA y sus aliados Europeos y Asiáticos.

 

Ahora vamos más al fondo, que implica solventar los desajustes macroeconómicos, en específico el de la inflación, sin mencionar que la alta inflación en Venezuela, es inducida, es producto de una actividad criminal, subversiva, terrorista y antipatria, en donde las fuerzas agresivas tanto foráneas como criollas tienen aliados dentro del alto gobierno y el mismo estado.

 

Los desajustes macroeconómicos, universalmente, se solucionan con las recetas del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en otras palabras por los muy conocidos por los venezolanos “paquetazos neoliberales” como el de CAP II y Caldera II, lo que trae a la memoria recuerdos del Caracazo.

 

Esos paquetazos neoliberales son los únicos que corrigen los desajustes macroeconómicos porque desajuste macroeconómico, aparte de ser una terminología neoliberal, solo se dan en países que están bajo la férula del “Dios Dólar” que paradójicamente la Venezuela Bolivariana Revolucionaria, en vez de haberse salido de la órbita del sistema del dólar, se hizo mucho más dependiente de ella en los últimos 15 años de Chávez-Maduro.

 

Se “desajusta” o “desequilibra” macroeconómicamente quien no sigue al pie de la letra las recomendaciones fondomonetaristas de Frederick Von Hayec o Milton Friedman, ambos padres del neoliberalismo o monetarismo, como son por ejemplo aumentar el gasto social para solucionar los problemas de su pueblo o subsidiar la educación y la salud para la educación del pueblo y su buena salud.

 

Y en Venezuela no existe desajuste macroeconómico como tal, a los estilos clásicos de los países dependientes de la órbita del dólar que eran sujetos a planes de ajustes por parte del BM y el FMI, hoy conocidos en Europa, sobretodo en la madre patria como “austeridad” pero austeridad para el pueblo para los pendejos, no para el Rey ni la banca privada.

 

En Venezuela lo que existe es una conspiración económica interna provocada por la ultraderecha mayamera y la oligarquía paramilitar colombiana, con apoyo de una burguesía parasitaria que por desgracia nació en este país, en contubernio con una burocracia infiltrada en el alto gobierno y el estado venezolano, quienes por mecanismos subversivos y fraudulentos desvalorizan la moneda nacional en su paridad con el dólar y comerciantes especuladores y criminales, quienes cuentan con la complicidad de altos funcionarios, y aumentan especulativamente los precios groseramente y funcionarios “bolivarianos” en conchupancia con la burguesía parasitaria tradicional han desfalcado las reservas internacionales hacia cuentas personales que tienen en el extranjero, y por ello hoy estamos en bancarrota.

 

No requerimos de ningún reajuste macroeconómico, ni aumentar la producción petrolera que eso quiebra a la OPEP, solo requerimos hacer una revolución a la revolución y meter presos a una serie de corruptos de la burocracia roja, rojita y de la burguesía apátrida y parasitaria y desplazar a una serie de funcionarios coleados y trepadores en los comandos políticos de la revolución y por supuesto un verdadero plan de desarrollo económico y social nacional, para industrializar el país y lograr el autoabastecimiento agroalimentario.

 

Lo anterior sería el único pragmatismo económico que necesitamos.

 

3. En lo social, construir una mayoría amplia para transformar en profundidad

 

En lo social, es donde Tamir es menos acertado y en donde sugiere menos, ya que dice que se ha venido haciéndolo bien, el chavismo, puesto que las clases más bajas están con la revolución pero sugiere que hay que ganarse a la clase media y ve a las guarimbas no como lo que son, actos subversivos y terroristas sino como desencanto de la clase media porque no consigue papel toilette y leche; aunque dice que se le debe seguir dando al pueblo, y en esto el aspecto social lo liga al aspecto económico, en lo que a recursos para satisfacer las necesidades del pueblo se refiere, y por supuesto la ratificación del liderazgo de Maduro, pero como Maduro, no como Chávez, que ya lo dijo en el primer punto; y por lo que se ve, en sus sugerencia en lo social, que muchas de sus ideas, la burocracia madurista lo viene haciendo, lo que pasa es que nadie, como el, ha tenido el valor de decirlo públicamente.

 

Él dice que se requiere una mayoría simple el 50% más uno, lo suficiente para ganar elecciones (“Conserva el poder”), y esto aunado a ganarse la mayoría sugerida, coincide con el congreso del PSUV, ratificatoria de la burocracia y por supuesto como cabeza de ella, Nicolás Maduro,  y el revivir de las misiones, que sería la base de apoyo del madurismo, lo que era el “padrón electoral adeco”, la clientela partidista, el voto nariceado, que esta vez saldrá de las misiones.

 

Todo este plan del Porras implica “socialdemocracia tardía” (Regreso al puntofijismo con nuevos actores y modos), y también adiós al socialismo, adiós bolivarianismo-revolucionario, adiós revolución venezolana, adiós trasformación del país,  pero a la burocracia roja rojita, no le será muy fácil borrar la sangre y aspiraciones del pueblo venezolano nacidas el 27 de febrero de 1989 y luego reforzada por los eventos del 4-F-92 y 27-N-92 y la lucha diaria del pueblo venezolano durante la década de los 90, que se logra pacificar el país porque el pueblo deposita el cambio deseado, en la presidencia de Chávez, se le otorga a Chávez “un cheque en blanco” porque se confía en él y se ve en él representante genuino del cambio necesario postergado por 200 años.

 

Con la traición de Chávez al espíritu del 27-F, al anhelo de cambio y  transformación del país, con el regreso definitivo de Nicolás Maduro al neo-puntofijismo, nos retrotraemos a la época anterior al 27 de febrero de 1989, la pacificación política que había logrado el liderazgo de Chávez, se desvanece.

 

 

 

 


#liberenARodneyÁlvaez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.