La Ley Orgánica en el devenir Histórico del Movimiento Pedagógico Revolucionario

Categoría: foto plana,Poderes Creadores |

educacion penNota de La Guarura: – Este discurso que sentimos el compromiso de contribuir a su difusión, es de suma importancia, primero porque no está empalagado de consignas retóricas y cultos personalistas que engatuzan los oidos para no decir lo que hay que decir, NO, este discurso es el discurso digno de educadores que siguen la lucha histórica.

Segundo: es un discurso clave en la vispera de la CONSULTA DE LA CALIDAD EDUCATIVA, ya que nadie que se halla involucrado en la construcción de la transformación educativa desde la cuarta república y halla continuado en la quinta, puede creer que la consulta de este año está deslindada al proceso y el devenir histórico de nuestros pueblos, que no somos aquí sólo uno, en lucha por su educación propia.

La compañera Mirna Sojo hace una sistematización de ese proceso de lucha invocando a maestros y líderes latinoamericanos y narrando desde el año ’99 (y antes)  la constituyente educativa: una construcción en la calle y con todos los actores sociales de los principios y prácticas educatvas y el plan educativo nacional (PEN). Asuman pues, los nuevos participantes de la consulta educativa, este documento como uno de los insumos importantes para evaluar el proceso histórico de la educación y los educadores que luchan.

Quizás con este aporte de Mirna, podamos reflexionar, no solo las zancadillas de diputados y divas que han monopolizado el sistema educativo desde la cuarta república sino también podríamos darnos cuenta que nuestro peor error fue hacer un enorme esfuerzo por construir un Plan Nacional y luego sentarnos a esperar que la asamblea nacional y los laberintos del poder público osaran aprobarlo y aplicarlo… ese ha sido el error histórico de nuestras luchas, delegar nuestra acción y nuestro poder a quienes no tienen nuestro hacer e identidad, a una burocracia sin memoria. otro error, así lo vemos aquí en La Guarura, es contruir, una educación para una idea de patria heredada de la colonia, con sus pensadores, estatus y centros de saber herederos de la escuela y de la ciencia occidental, aceptando la idea colonial de un pueblo nacido del mestizaje e ignorando las soberanías de conocimiento que nos constituyen si queremos ser libres juntos.  Aprendamos de esos errores y démosle pa´lante sin pausa y sin permiso, como varios educadores ya lo están haciendo desde hace años atrás. seamos más.

Discurso  de Mirna Sojo en el Teresa Carreño 15 de agosto 2009.

Agradezco la oportunidad de hablar ante ustedes,camaradas todos y todas.
“…La historia lleva su carro y a muchos nos montará Por encima pasará de aquel quien quiera negarlo”.
P.M.

Para el movimiento pedagógico revolucionario, Muchos han sido los caminos recorridos por nosotros (as), el pueblo, antes del proceso refundador que hoy nos convoca.
Este sueño de venir desde nuestras propias construcciones; desde nuestras propias trincheras de luchas, donde miles de ciudadanos y ciudadanas anduvimos como parte de esa gesta libertaria desde nuestros abuelos originarios, pasando por nuestro libertador Simón Bolívar, Ezequiel Zamora, nuestros abuelos y otros tantos que concretaron ideales y nos dejaron legados para seguir abonando la tierra fértil hacia la emancipación.

Seguir abriendo caminos, a partir del encuentro, la conversa, del tu a tú cotidiano, es lo que realmente enaltece nuestro proceso revolucionario, me refiero como pueblo soñador y constructor de lo útil, de lo colectivo, de lo que significa el sentimiento revelador y justo por una patria viva y de nosotros.

El reconocimiento de nuestras luchas por los ideales y por las mejoras de nuestra educación, desde esta escuela, y desde esta sociedad que aún nos mantiene en remojo por cuanto todos venimos de ella; de sus injusticias y desde sus miserias; desde sus cárceles de poder subyugante y dominador; de las gríngolas puntofijistas de la representatividad, hacen que nos mantengamos vivos en la esperanza por seguir la construcción desde y en revolución.

las luchas por las profundas transformaciones educativas en nuestro país, son parte de una historia de ideas añejas que se tejieron en la fragua de nuestra revolución bolivariana, desde el maestro Simón Rodríguez, que anduvo por nuestra América planteando las luces americanas, el proyecto de educación popular, la escuela social, en tiempos de reconstrucción nacional luego de la independencia, hasta nuestros días, sus ideas han sido inspiración para nosotros los y las educadores(as) de nuestro país.

También Desde hace 20 años, venimos construyendo y dando continuidad al pensamiento educativo y liberador latinoamericano, en las personas, de tantos que como nosotros, por nombrar algunos: Paulo Freire, José Martí, Jesús Rivero, Fals Borda, Félix Varela, Arístides Rojas, Mario Briceño Iragorry, Luis Beltrán Prieto, Luis Bigott, Carlos Lanz Rodríguez, Jesús Chucho
García ,y los que andan anónimos por allí, avanzaron y avanzan con los sueños de ver una patria grande emancipada de la dominación que desde siglos atrás nos endilgaron los invasores.

Sus ideas han servido de referencias para impulsar desde tiempo atrás la concepción de unmodelo educativo que reivindique los tiempos actuales y en revolución. Sabíamos los maestros y maestras que construir la visión del país y la  sociedad pasaba por entender que nuestra educación es la piedra angular de todo proceso de transformación cultural, lucha esta desde una historia que se fue configurando a partir de los años 1997-1998 con la creación de los frentes de educadores.
Para entonces entramos en la rueda de La historia miles de actores del hecho educativo de las universidades, escuelas, liceos, comunidades, sindicatos, pues teníamos la posibilidad de elaborar propuestas desde la construcción teórico practica de nuestros haceres, explicitábamos la noción del maestro, que genera conocimientos desde su hacer, el maestro, el docente constructor del conocimiento, El maestro como sujeto político responsable ante la historia de su papel y rol dentro de la sociedad.

Desde allí desde los muchos cuestionamientos que nos hacíamos, pensábamos que los currículos, los aprendizajes, la practica del maestro en todos los niveles, la concepción de escuela eran espacios que debían ser redefinidos, que algo no estaba funcionando bien, que era necesario replantearse conceptos, formas y maneras de ser maestros de hacer escuelas, metodologías de trabajos innovadoras y su vinculación con el país y la sociedad soñada, y mas aun escribirlas para tenerlas en la memoria educativa de nuestro país.

Desde los frentes de educadores, sistematizamos un documento escrito que denominamos EDUCACION PARA LA VIDA Y LA LIBERTAD, insumo este que sirvió de puente en un desarrollo
posterior de mayor envergadura y magnitud que se llamó LA CONSTITUYENTE EDUCATIVA.

La constituyente educativa durante el año 1999, es un punto de importancia en la historia educativa de nuestro país, y lo decimos con responsabilidad por lo que ella representó, pues esta parte de la historia marca un hito en nuestra revolución y en los posteriores acontecimientos que se suceden en la actualidad.

Proceso, que género en toda la geografía nacional una movilización por nuestra educación, pero sobre todo desde los excluidos de siempre y los que hasta entonces no teníamos voz, esta vez, en
la dirección del pueblo venezolano, el pueblo sencillo, en las voces de estudiantes, mujeres y hombres de las comunidades y por supuesto de nosotros y nosotras maestros y maestras. “He allí
su génesis, el pueblo mismo, desde sus esperanzas y páginas escritas durante años desde las aulas y comunidades, por ello, revistió de importancia vivirla y conocerla de cerca, allí… palpándola desde la voz de las comunidades y de todo tipo de actores interesados en el proceso educativo.”

Me atrevo a decir que jamás se había sintetizado tanta historia en esas semanas donde todo el mundo se movilizó para aportar su grano de arena en el debate abierto que se diò en todos los
confines del país.

La constituyente educativa más que un compendio de papeles y escritos acabados fue un primer momento para encontrarnos y definir los sueños por una sociedad justa, equitativa e igualitaria
Nos planteamos la sistematización de más de 1000 páginas recogidas en toda la geografía nacional y su triangulación con otras fuentes y documentos, bajo toda una metodología participativa y de
construcción colectiva, que nos llevó todo el año, que luego fueron configurándose en documentos parroquiales, regionales hasta llegar a la sistematización de un documento estratégico denominado PROYECTO EDUCATIVO NACIONAL en su versión preliminar. (PEN) ya estábamos para entonces en el año 2000. Dentro de sus páginas quiero resaltar su orientación, Cito: «Se plantea desarrollar un tipo de sociedad humanista centrada en la libertad, igualdad y justicia social y construir un país soberano, con el desarrollo de la capacidad creadora de sus habitantes.

De allí que la nueva sociedad y el país que queremos construir, reivindica los intereses de todos los sectores oprimidos, donde se incluyen los trabajadores, los campesinos, las capas medias
integradas por los educadores, profesionales, sectores intelectuales, cultores, artesanos, medianos y pequeños productores del campo, de la ciudad, las etnias silenciadas, los nuevos movimientos sociales, los grupos ecologistas, niños, jóvenes excluidos,» cierro cita.
Pero no es tanto que hayamos definido la sociedad, la escuela y la educación que queríamos; si antes no echábamos un vistazo más allá y la relacionamos con el problema estructural de nuestra educación y su relación con el modelo económico y sus implicaciones dentro de la misma.
Desde la sistematización del Proyecto Educativo nos planteamos talleres, seminarios y encuentros donde surgieron interrogantes como las siguientes: ¿Puede hablarse de un proyecto de sociedad y de país, sin referirnos a las relaciones de explotación, opresión, dominio clasista o étnico? ¿Cómo estamos entendiendo la globalización? ¿Cómo caracterizamos a la democracia participativa, más allá del aspecto nominal? ¿Qué acepción estamos manejando de la descentralización y de la autonomía de la escuela y la universidad? ¿Cuál es el encubrimiento ideológico que subyace detrás de toda practica aparentemente de avanzada? ¿Cuáles teorías nos sirven para ser libres? ¿Cuál practica nos libera?

¿Cuál maestro, cual formación? Para entonces los debates arrojaron la construcción del contexto socio histórico donde se inscribe el Proyecto Educativo Nacional, a mi modo de ver como una
advertencia a todos los actores del hecho educativo comunitario que el monstruo a enfrentar no era las escuelas como tal, ni a sus maestros-, sino el modelo capitalista que impregnaba a todos los sujetos e instituciones involucrados dentro de la estructura educativa.

El PEN como le denominamos, fue insumo para el trabajo posterior del constituyente originario que lo vio nacer, en el año 2001 y como proceso de elaboración colectiva, se hicieron las
propuestas en materia educativa para la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela CRBV) y se recibieron múltiples aportes para la Ley Orgánica de Educación, el Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente e insumos para diversos decretos y resoluciones ministeriales, de igual manera se elaboraron propuestas hechas por diferentes regiones, producto de varios meses de discusión en torno al Proyecto LOE. Estos aportes fueron entregados a la Asamblea Nacional en actos públicos. También planteamos La formulación sobre el Nuevo Estado Docente y el Gobierno Escolar, respaldada por más de 40.000 firmas, también entregada a la Asamblea Nacional. El documento consignado a la Comisión Permanente de Educación, con motivo de la primera reunión que se realizó en el despacho, el cual fue entregado oficialmente.

El resultado de la sistematización sobre el ProyectoLOE, producto del Encuentro Nacional de las Redes de Apoyo al PEN,realizado en la Universidad de los Trabajadores de América Latina en Junio de 2001, donde en mesas trabajo se abordó elanálisis de los diversos tópicos del  ProyectoLOE.

Pero, también la historia tiene sus momentos de  calma y paciencia, nos referimos al carácter excluyente de la primera discusión sobre el Proyecto de ley orgánica del año 2001, algunos fragmentos tomados del material

OBSERVACIONES AL PROYECTO DE LEY ORGANICA DESDE EL PROYECTO EDUCATIVO NACIONAL. Expresa lo siguiente:

“Una breve reconstrucción del estilo de discusión, la metodología empleada y los resultados finales del ProyectoLOE, hoy deja pocos márgenes de dudas sobre la presencia de tretas politiqueras, alianzas sin principios, manipulaciones y otras prácticas de la vieja cultura política, ya hecha tradicional en la IV República .
Particularmente nos interesa destacar el tratamiento que se le dio a nuestras proposiciones-
1.- Tanto el diputado José L. Faría de la Comisión Permanente de Educación de la Asamblea Nacional, como el sector que encabeza Leonardo Carvajal, desde el comienzo de este proceso de discusión se sumaron a la campaña de infundios y tergiversaciones del Proyecto Educativo Nacional (PEN).
2.- Ambos sectores trataron, en diversos escenarios y con variados sujetos, de presentar los anteproyectos que representan como el “verdadero proyecto “,  tratando de silenciar nuestra propuesta o desconocer la legitimidad de la Constituyente Educativa.
3.- La llamada consulta que promovió José L Faría, en su conjunto fue una caricatura de consulta, siendo su mayor nivel de participación el de carácter opinático, léase: foros, conferencias, donde no hubo análisis profundo de los diversos puntos de vista; es decir, no se sistematizaron los aportes en mesas, comisiones, equipos, etc. Esto vale no sólo para nuestras proposiciones, sino para el conjunto de actores  convocados. Existe en esto una diferencia sustancial, ya que en nuestro caso todavía estamos sistematizando los aportes realizados por las regiones a partir del evento realizado en Junio.
4.- El ensamblaje de los proyectos fue realizado por un pequeño equipo integrado por los grupos que representa José Luís Farías y Leonardo Carvajal. Si la intención hubiese sido alcanzar un consenso real, se habría incorporado a la Red de Apoyo al PEN y la representación del MECD. En tal sentido no fuimos invitados a formar parte de dicho equipo.
En el proyecto que ellos presentan no se recogen nuestros puntos de vista: los que presentó el MECD formalmente, tampoco las propuestas de 9 regiones, ni los planteamientos sobre el NUEVO ESTADO DOCENTE Y EL GOBIERNO ESCOLAR, los cuales fueron respaldados por miles de firmas.”
5.- Finalmente, a pesar de haberle planteado al Presidente de la Comisión, Armando Salazar, nuestro interés de participar en el debate en plenaria, tampoco fuimos invitados.

Es así que durante este año 2009, retomamos los aires  de ensoñación y Como Movimiento  pedagógico Revolucionario desde la DECLARACION DE RIO CHICO de Abril de 2009, nos movilizamos a nivel nacional, para  discutir y profundizar el debate sobre la educación que
queremos, numerosos encuentros, seminarios y foros en diversas regiones así lo reflejaron, colocando el énfasis en los problemas de fondo. Por ello planteamos que el PLOE, como instrumento legal nos garantiza entre otros asuntos:
1.- Una educación gratuita de calidad para todos y todas, para toda la vida.
2.- La superación de la fragmentación y atomización del saber, combatiendo la separación entre el saber y el hacer.
3.- Alcanzar la pertinencia socio-cultural de los aprendizajes
4.-El respeto a la pluralidad del pensamiento, la equidad de género, la diversidad étnica y la interculturalidad.
5.- La autonomía y la democratización de la universidad
6.-La inserción productiva y la municipalización de la educación universitaria.
7.- El fortalecimiento de las misiones educativas y la inclusión social.
8.- La dignificación de la carrera docente
9.- La construcción de los Consejos Estudiantiles y la participación democrática de alumnos y alumnas
10.- Inserción comunitaria en la escuela, y el reconocimiento de la familia como espacio educativo.

Ahora cuando la Asamblea Nacional en su sesión del día Jueves 13 de Agosto lo aprueba como Ley Orgánica de Educación, reivindicamos todos y todas, el esfuerzo realizado desde la Constituyente Educativa del 1999,  siendo un ejemplo de perseverancia sostenida en pro de la educación liberadora y nos comprometemos ahora a seguir en este combate para que los contenidos de la LOE se concreten en la prácticas pedagógicas en el aula y en el quehacer comunitario en nuestras  localidades y  mucho más allá, a nivel latinoamericano.

¡Somos constructores de sueños profesionales de la esperanza!!!

#liberenARodneyÁlvaez

2 respuestas a La Ley Orgánica en el devenir Histórico del Movimiento Pedagógico Revolucionario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.