La constituyente de la salud es crear una zona en el proceso de la construcción del socialismo

Categoría: Guarureando |

proceso-constituyenteHASTA CUANDO CAPITALISMO EN EL SISTEMA DE ATENCION MEDICA EN VENEZUELA Y AMERICA LATINA EN GENERAL

Por Américo Mavarez

Hoy en día, la situación política en Venezuela exige definiciones y la salud no puede quedar fuera de esas definiciones porque hablar de socialismo en una realidad capitalista, nos conmina a crear la existencia del socialismo y eso es lo que se llama hoy crear zonas socialistas si queremos tener mujeres y hombres socialista, y no es solo el discurso sin ejemplos, esto es, quememos las armas melladas del capitalismo.

Esto es un llamado a la clase obrera fundamentalmente y a todos y todas los y las revolucionarios/as, que hacen vida en este campo de la sociedad –porque son los llamados a construir esa existencia socialista para poder tener hombres y mujeres socialistas-Es una acción colectiva – es el rescate de la integración social-es crear una comunidad-sin diferencias sociales de allí la cooperación y la solidaridad todos y todas, es la derrota del individualismo y su hijo el egoísmo, es liberarse del trabajo enajenado, es la creación DE LA ORGANIZACIÓN DISCIPLINADA Y CON OBJETIVOS CLAROS.

Entonces proponemos: DESTRUIR LO QUE EXISTE, no es sobre las cenizas de este modelo que vamos a crear algo totalmente diferente. Es trastocar todo el sistema de atención montado aquí por las trasnacionales de los fármacos y los aparatos y crear un sistema basado en los principios socialistas, esto es, humanistas, solidario y poniendo énfasis en el cuidado cultural de la salud, unir pensamiento y acción de la salud, es una acción contracultural porque así se impuso el sistema imperante y hegemónico, lo cual nos lleva a un planteamiento radical de transformación:

El primer y simultáneamente el objetivo es romper el modelo medico hegemónico existente, porque sobre ´éste modelo se sienta todo el sistema capitalista en el campo de la salud y la atención médica, de allí el sistema de formación universitario tanto del médico como la enfermería, este modelo permite reproducir todo el sistema de acumulación a través de la medicalización y el secuestro de la autonomía de la persona y la utilización de los centros de llamados de “salud” en centros de cuidado de la enfermedad, es el imperio del paradigma biologicista y además el desarrollo de las relaciones de subordinación y verticalización que se desarrollan a todos los niveles de la institución y fuera de ella, ejemplo la relación médico/a-enfermera/o, la relación médico/a-paciente, las relaciones obrero-patronales y todo esto se desarrolla dentro de una arquitectura apropiada, la arquitectura del centro está diseñada para cumplir con este tipo de relaciones y para que se imponga el paradigma biologicista- y podemos ver y notar si revisamos todo el andamiaje existente: Espacios amplios y especiales para la gerencia, y personal directivo, espacios lúgubres y tétricos para los pacientes y el personal obrero en general, esto es, la arquitectura responde a las relaciones de poder existentes y establecida; entonces ¿ necesitamos o no otra arquitectura? Pero además para ello debemos partir de una nueva concepción de la atención o el cuidado de la enfermedad o del paciente, será la socialista, que debemos construir entre todos y todas, proponemos el cuidado cultural de la salud, esto responde a un esquema holístico, sociocultural, por lo que debemos crear una relaciones de igualdad –horizontalidad-cooperación-solidaridad y entonces los espacios serán como jardines para la recreación y el solaz, salud u otro nombre que responda a las nuevas relaciones creadas y por lo tanto ambiental y arquitectónicamente apropiados, son espacios para el arte, la cultura, la recreación y esto es cuidado cultural de la salud porque la medicina es un arte.

En este proceso de transformación, es necesario repensar toda la formación profesional’ porque es otro paradigma, es la incorporación de la salud integral, holística, esto es para nosotros todos los sistemas del cuidado de la salud, por lo tanto, es necesario una ciencia más universal no sólo el positivismo, son todos los modelos científicos de las diferentes sociedades que conviven en el planeta, y nos constituyen una sociedad pluriétnica y pluricultural, esto lógicamente para la formación del cuidador y cuidadora de la salud, hoy llamados médicos/as, enfermeras/os, ya que esto contribuiría al cambio de relaciones existentes en los actuales centros de salud, puesto que ampliando las competencias de todos los profesionales del equipo de salud, eliminaríamos la determinación de la dirección médica de dirigir el centro y además de determinar entrada, permanencia y salida de las personas del centro porque se ha vertido a la población la idea de que para todo tiene que acudir al médico/a lo que ha contribuido a aumentar la demanda diaria en consultas de forma alarmante, relegando a otros profesionales que serían los indicados a atender ciertas demandas que quedan dentro de sus competencias, aquí notamos y comprobamos que existe una estrecha relación entre salud y conductas sociales, buena parte de de los problemas que lleva la gente tiene mucho que ver con problemas laborales, familiares o sociales en general y el hecho que no se tome en cuenta cuando los problemas tienen un origen social hace que se medicalice innecesariamente y de allí se crea la dependencia y el secuestro de la autonomía de la vida del solicitante y además no se eliminan los problemas sino que persisten y se agravan, de aquí que la acción social colectiva no puede institucionalizarse o sustituirse por el llamado sistema de” salud”; además se relegan las actividades de promoción y prevención fundamentales para el rescate de la iniciativa social-colectiva en defensa de la vida y la salud Debe existir un equipo multidisciplinario –integrado que juzgue de acuerdo a las situaciones que se presenten en los centros porque además la enfermería no está en función del médico/a sino en las necesidades de cuidados que existan, esto es, las persona, las familias, las comunidades.

Luego en cuanto al ámbito comunitario propiamente dicho, debemos llevar un proceso profundo cultural contra todo el sistema montado por todas las instituciones del capitalismo, principalmente la escuela, la iglesia, la prensa y los medios de comunicación dedicados a la reproducción del sistema.

En este campo es necesario partir aclarando la diferencia del paradigma antropocéntrico y el paradigma biocéntrico y simultáneamente partir del concepto del cuidado cultural de la salud, especialmente por la carga pluricultural de nuestro país, lo cual significa –tener la posibilidad de comprender e integrar los conocimientos de las personas , esto es, todo lo que sepan, crean y practiquen en cuanto a cuidados ,ejemplo, del niño/a, mujer, adultos mayores, etc.la alimentación, como viven ellos/as el nacimiento, la enfermedad, la muerte y lo que es más importante sus relaciones de producción, sociales, familiares, con la sociedad toda, ya que la salud es un construcción social que responde a una forma particular de vivir y no existen formas universales de construir conceptos, cada pueblo construye de acuerdo a su cultura y a su saber, porque la etnicidad y la religión son moduladores de creencias, practicas y valores, puesto que la salud y el bienestar es posible predecirlas o pronosticarlas por medio de una dimensión epistemológica y una dimensión ontológica de los cuidados culturales; lo primero se refiere o comprende a la forma de construir veraz y confiable del conocimiento del cuidado y la segunda abarca la naturaleza de la realidad donde se construye o se estudia la realidad.

De allí la construcción de un sistema de “salud comunitaria”, La gestión de la salud en manos del pueblo, porque la dirección es desmedicalizar la vida, y rescatar la autonomía necesaria para sus acciones consciente del rescate de su autoestima e iniciativa en cuanto al auto cuidado individual y colectivo, y rescate y aplicación de sus saberes y aprendizaje mancomunado con otros pueblos de Venezuela y América, y además desarrollar su propia investigación, estudio , escuela y comunicación por lo que su autonomía y autogestión debe ser el principal valor a imponer..

Enfermería comunitaria, Enfermería del cuidado con un amplio conocimiento cultural de las poblaciones que se suponen conviven en este país, competencias de dirección y gestión socialista, etc.

#liberenARodneyÁlvaez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.