Instrucciones dignas para parasitar la muerte

Categoría: foto plana,Juan Carlos La Rosa Velazco |

Roberto-Hernandez-MontoyaJuan Carlos La Rosa Velazco

Sobre el artículo «Asesinatos útiles» de Roberto Hernández Montoya publicado en la página de VTV

http://www.vtv.gob.ve/articulos/2014/01/13/asesinatos-utiles-4391.html y en aporrea

«con calma compi hay que ser astuto» Querido FBI, Residente, calle 13

Creo que es la primera vez que mencionas a Sabino Romero, Roberto, Ahí está el detalle cómo decía Cantinflas, ser vocero «positivo» del gobierno obliga a invisibilizar o al menos a embrumecer las palabras y los hechos, esté tu artículo intenta cumplir ese papel. veamos tus propuestas:

La de no vociferar contra la violencia con violencia, al menos es antimarxista, pero no te condeno por ello. El revisionismo es creador pero me sigue gustando aquella consigna, a violencia de los ricos, lo que viene son machetazos. (sobre todo este año que celebramos 200 años de la rebelión popular de 1814).

Cuando nadie aclara una muerte, la especulación es una respuesta social inevitable, sin embargo en el caso de Sabino y los suyos hemos tenido que mostrar artesanalmente todo lo que la vocería oficial oculta sobre uana matanza que aún no se detiene, ¿con eso estamos contribuyendo a la paz o al desorden?.

Sabino en vida, sólo estuvo en la boca de el Ministro El Alsami para contribuir a criminalizarlo en una región donde nos matan por una caja de cervezas sin refrigerar. A su muerte, contruida con los reales oficiales del Plan Perijá y el Plan Yukpa (lo hemos explicado con detalle, averigua), ha habido varios intentos de apropiación de su nombre por el gobierno carbonero de Arias, eso es una vieja costumbre, ¿pa qué te la explico si vos sabeis?.

Cuando matan a los indígenas del Yaza por luchar por sus tierras y los wayúu pobres (eso no incluye a l@s contrabandistas grandes cómo los que adornan con sus mantas al gobierno) por bachaqueros, nunca es demasiado un muerto para la mudez de los medios públicos y privados, por eso cuando matan a un hijo de papá o a una estrella de telenovelas los agitadores del pueblo en lucha, aprovechamos pa parasitar, propagar y organizar el descontento del silencio, sobre todo cuando el Presidente es el primero que parasita a nivel de la alta farándula.

¿Duelo selectivo? Nosotros lloramos por los nuestros, ¿tú has llorado por los nuestros?, ¡los has honrado desde tu privilegiada tribuna? El duelo es selectivo y es de clase en la lucha por la emancipación. ¿recuerdas eso? o ahora es asunto de políticas públicas y misiones dirigidas por el corrupto de Pepe Rangel?

El don de gente mijito, se conquista peleando, la dignidad es el verdadero programa de los que aún no tiene Patria. No quiero tratar de explicarme que quisiste decir con eso de que solo la gente con «don de gente» tiene una inteligencia, explícalo tu.

Eso de que sólo la calma te permite ver con lucidez es posible, pero, otra vez consiento tu revisionismo, es antimaoista, porque Mao decía «en el desorden veo claro». Aunque es un poco más grave que tu digresión de Marx, porque a vos te pagan para amarlo a Mao, intensamente.

Explícame cómo hicimos para llegar aquí, donde te pusimos de humorista oficial, ¡¿Acaso fue en calma que conquistastes tus privilegios de opinador chancero?!, ¿recuerdas el 27 de febrero, recuerdas el 4, recuerdas el 13 de abril?. ¿Hemos obtenido algo en calma alguna vez? Sabino le decía a su amigos que sólo peleando se lograba algo, que ellos ( el poder), no iban a dar nada así no más, esperando sentados. En calma nos han matado a más de 400 campesinos esperando una reforma agraria falsa que el Ministro de puquita, Loyo, dijo que era un ciclo cerrado.

La comunión es un buen propósito claro está, pero creo que lo sabes, tu trabajo parece ser ocultarlo, por ahora sólo estamos a la altura del bautizo de las contradicciones.

Sobre la cita para que no dejemos que el «mal» nos atrape, recuerdo una vieja consigna en una pared de Maracaibo en los años 70: ¡El MAL triunfará! Movimiento Arte Libre!. Da tedio contradecirte con más argumentos hay ruinas que siguen en pie porque no provoca ni darles un mandarriazo.

PD: Te contestamos porque es muy útil «parasitar» tú articulo, debemos servirnos del humor ramplón del poder que es incapaz de hacer un chiste sobre si mismo para abrirle una cuña a la crítica militante.

Reproducimos el articulo de RHM al pie:

“¿Cómo evitar ser parásitos de la muerte? Evitando, por ejemplo, caernos a cadáveres, que si los asesinatos de abril por la arrechera de un sifrino, que si Sabino Romero, que si los otros líderes rurales, hasta la náusea, como si eso fuese expiación”

«Hay asesinatos que enardecen nuestra sed de circos macabros, nuestro ins-tinto de muerte. A diario se mata en Venezuela, pero hay quienes por su fama parece que mueren más y crean un mar de mala fe en que tenemos que ser muy fuertes para no ahogarnos»

Por: Roberto Hernández Montoya /Aporrea.org

El asesinato de Mónica Spear y Thomas Henry Berry es funesto primero porque todo homicidio lo es. Segundo porque hay una tercera víctima, su hija de cinco años herida en su cuerpo pero también en su vida emocional, lesión que no sana tan fácilmente, si acaso sana. Tercero porque revela nuestra miseria, en que hay quienes se aprovechan de esa muerte para robar y quienes le roban utilidad política, lo que les hace cómplices. Cuarto porque nos pone a proponer «soluciones» simplonas a nuestro peor y más complejo problema.

¿Cómo evitar ser parásitos de la muerte? Evitando, por ejemplo, caernos a cadáveres, que si los asesinatos de abril por la arrechera de un sifrino, que si Sabino Romero, que si los otros líderes rurales, hasta la náusea, como si eso fuese expiación. En otras lenguas chivo expiatorio se dice chivo emisario, que se lleva una culpa colectiva.

Hay asesinatos que enardecen nuestra sed de circos macabros, nuestro ins-tinto de muerte. A diario se mata en Venezuela, pero hay quienes por su fama parece que mueren más y crean un mar de mala fe en que tenemos que ser muy fuertes para no ahogarnos.

Entre las cosas que se deben hacer está lo mucho que se está haciendo para atender la violencia. El miércoles hubo una alentadora reunión en Miraflores, que nos debe servir de terapia colectiva: si nuestras dirigencias se entienden ¿por qué no entendernos? La solución es compleja, difícil y lenta como toda mutación cultural. El daño causado a Venezuela por años de miseria moral es demasiado dilatado para despacharlo con una mera y aviesa culpabilización del adversario. Quien tal hace es parte del problema, la culpa que culpa.

El gobernador que llamó a descargar la arrechera llama a un acuerdo nacional para combatir la violencia. Está bien, pero mejor será cuando tengamos seguridades de su buena fe y de la de quienes lo siguen.

No vociferemos violentamente contra la violencia.

No especulemos con estas muertes porque no se debe especular con ninguna.

Un solo asesinato es demasiado.

No al duelo selectivo.

Recuperemos el don de gentes junto con la máxima inteligencia que ese don permite a cada quien.

Solo si el país se calma podremos pensar con lucidez porque pensaremos en comunión.

No dejemos que el mal nos vuelva parte del mal. SH.B.

#liberenARodneyÁlvaez

2 respuestas a Instrucciones dignas para parasitar la muerte

  1. ya

    Pancho Alegría
    17 enero, 2014 at 7:48 AM
    Responder

  2. Camarada Juan Carlos La Rosa Velazco no gaste pólvora en zamuro, su tiempo, yo lo intuyo, es oro: desde que amanece, y mucho antes, usted es uno de los venezolanos, militantes de las causas de los pueblos del mundo, que ocupa su preciado tiempo en construir espacios para exacerbar la lucha de clases, usted es un revolucionario. Hoy combates al carbonero Arias Cárdenas, sus compinches ecocidas y parásitos del erario público, y a los complotados para exterminar toda resistencia indígena que se oponga a los planes capitalistas-socialistoides del gobierno. Roberto Hernández Montoya NO. Él, como todos lo de su calaña, mata su tiempo expresando sandeces y loas para con la derecha endógena que parasita la Revolución, esa roja-rojita que aplaude su humor a cambio de aceptar que, bajado el telón del teatro que le acobija, salga corriendo para Paris, Francia, a darle una vuelta a sus propiedades, compartir con sus familiares, radicados en la «Ciudad de las Luces» a expensas del Estado, y compartir con sus amigotes una excelente cena bañada con los mejores vinos. Todo pagado por el gobierno, a cambio de sus loas al mismo. Reto a Roberto a desmentir lo acá expresado, pero eso sí, permite que el camarada Juan Carlos haga un alto en su diario trajinar para en compañia de las y los tierruos, los que no tienen «don de gente», esos indiesitos pues, revisen tu itinerio de viajes, durante los últimos ocho años, a costa del presupuesto del CELARG, porque no podrás enmascarar tus viajes argumentando que «son gajes de tu oficio». De ellos cuáles fueron cumpliendo agenda de la institución que «parasitas», puedras echarnos cuentos y chistes pero no podrá ocultar su desfachatez. El pueblo que no es pendejo ni se chupa el dedo lo verá en las páginas amarillas o rojas de la prensa nacional cuando se haga justicia revolucionaria y verdaderamente tome el Poder, porque la lucha es de clase, y el «vividor» Roberto Hernández Montoya es un desclasado.

    Pancho Alegría
    17 enero, 2014 at 8:26 AM
    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.