OLYMPUS DIGITAL CAMERANosotras, las semillas campesinas, reunidas en asamblea junto a los agricultores y agricultoras de Monte Carmelo declaramos:

Que somos la esperanza alimenticia de nuestros pueblos.

Que durante siglos hemos llenado estómagos, bolsillos, marusas, sacos y graneros.

Que somos parte del pueblo venezolano, porque siempre estamos juntos en los desayunos, almuerzos, meriendas y cenas.

Que además de ser alimento, somos medicina y alegría para los campesinos y campesinas.

Que nacemos y damos vida por amor junto al amor de la gente humilde y sencilla del campo; y que nos gusta ser cultivadas como en el siglo pasado sin recibir tantos maltratos.

Que a pesar de la persecución y el maltrato recibido por otras semillas más poderosas que nosotras, aún estamos acurrucaditas en Monte Carmelo.

Que con coraje y valentía hemos resistido a las inclemencias de los herbicidas e insecticidas derramados sobre nosotras.

Que nacemos del vientre de la madre tierra y que lloramos con ella por su deterioro y poco amor recibido.

Que somos amigas de los insectos, pájaros y microorganismos.

Que nos gusta que nos acaricien con el agua fresca cuando ya estamos sembradas.

Que nos canten canciones de amor y de fecundidad con voz de patriotismo e identidad nacional.

Por estas razones y muchas más gritamos al mundo:

Que necesitamos reunirnos con todas las semillas del mundo, especialmente las de Latinoamérica y el Caribe.

Que las semillas nos conformemos en cooperativas para defender nuestra existencia.

Que nos conozca, los que no nos conocen y que nos reproduzcan y nos apoyen en nuestras justas demandas.

Que se promueva la creación de los Bancos de Semillas Autóctonas en todos los caseríos venezolanos.

Que se promueva en las escuelas, liceos, universidades y en cualquier centro educativo el amor por nosotras.

Que las niñas y niños jueguen con nosotras cuando nos estén limpiando para cocinarnos.

Que no faltemos nunca como alimento en las mesas de los venezolanos y venezolanas.

Que las semillas campesinas podamos vivir y disfrutar junto a los hombres, mujeres, niños, niñas, adolescentes y jóvenes de un ambiente sin contaminación por agrotóxicos y desechos industriales. Evitar a capa y espada ser desplazadas por las semillas transgénicas e importadas. Ser nosotras mismas con nuestro propio sabor, color y olor.

Las semillas de Monte Carmelo, junto a sus laboriosos amigos y amigas, habitantes y servidores de este caserío; declaramos hoy 29 de octubre el día de la Semilla Campesina para que se celebre todos los años en esta misma fecha en toda Venezuela, con el respeto y honores pertinentes que tan memorable fecha representa para el pueblo venezolano.

Por último las semillas presentes en esta asamblea; acordamos en consenso y por unanimidad: Difundir por el mundo entero copia de la presente declaración.

Dado, firmado y sellado en Monte Carmelo, a los veintinueve días del mes de octubre de 2005.

Por las semillas campesinas en conformidad firma: La semilla de Paspasa.

Escrito por Gaudy María García. (FIN/Morela Escalona)

 

2 comentarios en «Declaración de la semilla campesina (A proposito del 29 Octubre – día de la semilla campesina)»

  1. gracias por esa iniciativa… la asociación Municipal de Mujeres Campesinas de Gámbita, Santander, Colombia, hemos trabajado por tener las semillas nativas… que nos sirvan para conservar la salud y el bienestar de nuestras familias… genial. un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.