Ricardo Esquivia, defensor de DH, peligra su vida. Lo relacionan de ser integrante de las FARC. Acción urgente

Categoría: ¡Ahí están, esos son!,foto plana |

Por Braulio Hidalgo y Costilla Gutiérrez

 

Ricardo Esquivia Ballestas es un hombre no-violento, no ha pertenecido a las FARC en toda su vida pero si ha acompañado desde su figura como representantes de las iglesias evangélicas los procesos de paz en los últimos quince años, es un hombre negro que quiere a su región su gente y está dispuesto a estar con la mano en el arado mirando para adelante, es mi amigo y compañero.  Mauricio Esquivia

El 22 de mayo del 2009, fue detenido arbitraria e injustamente en México el profesor-investigador Miguel Ángel Beltrán Villegas; trasladado de manera clandestina y encubierta por los mediso oficiales a su natal Colombia; su delito «pertenecer a las FARC», al menos ese fue el primer señalamiento; después el gobierno nacional paramilitar de Álvaro Uribe (ahora expresidente) lo acusó de rebelión y financiación de grupos terroristas. Fue tres años después que el 3 de junio de 2011, un juez especializado de Bogotá lo absolvió de los delitos de concierto para delinquir agravado, rebelión y financiación de grupos terroristas. Ahora, recientemente fue inhabilitado hasta por 13 años para ejercer cualquier cargo como funcionario público, así lo interpela la Procuradorái General de la Nación (ver nota publicada el 4 de septiembre del año en curso por El Espectador).

Ahora, el defensor DH, Ricardo Esquivia Ballestas es acusado de pertenecer a las FARC, lo que resalta y lo hace que compañeros y compañeras en América Latina estemos alerta sobre el caso, es sobre los panfletos o propagandas que se han distribuido en la zona donde Ricardo Esquivia ha hecho trabajo por la defensa territorial de los y las campesinas desplazadas y asesinadas por los paramilitares. La acción urgente fechada el 16 de septiembre del año en curso menciona lo siguiente:

«El 3 de Septiembre del presente año apareció un panfleto en los corregimientos de Macayepo y Lázaro en la Alta Montaña amenazando a varios líderes del movimiento, incluyendo al coordinador general del movimiento, Jorge Luis Montes Hernández. Este documento acusa de robo, extorsión, y pertenencia a las FARC-EP a los líderes del movimiento y está firmado por el grupo paramilitar AUC «los Urabeños» y BACRIM.» (Acción urgente)

La región de la Alta Montaña, mejor conocida ocmo Montes de María, es una región que comprende a dos departamentos, Sucre y Bolivar (que por cierto sus gobernadores han guardado silencio ante el caso), es una región que fue tomada por la fuerza de los grupos paramilitares, incluso de manera violenta, masacrando poblaciones enteras; tal es el caso de Macayepo. Son espacios que los poderes ganaderos y finqueros de la región, apapachados en su momento por el poder Uribista y ahora legitimado por la huella de la parapolítica colombiana, que han impuesto su forma de vida; sin embargo no se ha podido aplicar a cabalidad la ley General de Víctimas y Restitución de Tierras, que por cierto, el junio pasado cumplio tres años de vigencia.

Ricardo Esquivia se ve amenazado una vez más, por aquellos y aquellas que no les interesa la paz con justicia y dignidad en Colombia; nuestro compañero ahora nos necesita.

A continuación les dejamos un video en donde el propio Ricardo Esquivia explica el conflicto sobre la conciliación y la búsqueda de la paz. Adem{as publicamos la acción urgente por la vida de Ricardo Esquivia.

Acción Urgente por Ricardo Esquivia Ballestas

La Asociación Sembrando Semillas de Paz (Sembrandopaz) emite ACCION URGENTE por la seguridad física y jurídica, y el derecho al buen nombre y al debido proceso para Ricardo Esquivia Ballestas, Director de esta organización, y de los líderes del proceso comunitario de la Alta Montaña del municipio de El Carmen de Bolívar.

Recomendaciones de Acción

• Tener a Ricardo Equivia, a los miembros del equipo de Sembrandopaz y a los líderes comunitarias de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar en oración.

• Difundir ampliamente esta Acción Urgente.

• Solicitar al Estado colombiano (ver nombres y direcciones abajo con carta ejemplar) pronunciarse públicamente y tomar todas las medidas necesarias por asegurar el respeto a la vida, integridad física, debido proceso judicial, y el buen nombre de Ricardo Esquivia, de los miembros del equipo de Sembrandopaz y de los líderes comunitarios de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar.

• Solicitar al Estado colombiano pronunciarse públicamente y respaldar la participación ciudadana y la cabal implementación de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras y rechazar todas las acciones de hecho en contra de este proceso.

• A la comunidad internacional, comunicarse con sus representantes gubernamentales y a la Embajada de Colombia en su país para expresar su preocupación y solicitar su respaldo a esta acción urgente.

• Pedir al Estado Colombiano que garantice los derechos al debido proceso y la integridad física de Jorge Montes en su lugar temporal de reclusión, de tal forma que no sea sometido a tortura o malos tratos.

Leer más aquí

#liberenARodneyÁlvaez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.