Que en la otra vida venzas tu alienación

Categoría: foto plana |

1005634_691482444211227_872204081_nLa guarura.-

Es el deseo más revolucionario que podemos brindar a quien se impulsó desde la humilde morada con los valores de la teología de la liberación y debatió las ínfulas de la estructura militarista con los valores de la izquierda socialista.

Hugo Chávez un hijo de este pueblo, que enrumbó un camino de obras colectivas, que se resteó para promover la constituyente de 1999 y escuchó la voz del pueblo en lucha, con lo cual permitió que esa voz de pueblo se expandiera en otros oidos y otras poblaciones.

El mismo Hugo Rafaelito Chávez, que en el 2005 comenzó a recular, ya no quería que en el «aló presidente» hablaran los pata en el suelo para hacer criticas al PROCESO MESMO. Ya no le gustó tanto que las marchas las convocara el propio pueblo, esas marchas le causaban risa y las llamó (despectivamente): «Sexo de ángeles y anarquismo «. Te alienaste hermano, el ambiente del poder y la presión política del emporio financiero mundial y sus lacayos militares, empresarios y funcionarios, te vencieron y no eres menos amado por esa vaina, al contrario te sembramos en nuestra memoria para comprender que el monstruo del sistema mercantilista que queremos derrotar no se derrota con cargo presidencial y ahora hay que echarle cabeza, bolas y ovarios para no dejarnos callar y para convertir en carne la parte de tu pensamiento más lúcido y más llanero… Vamos en la búsqueda de honrar tu valentía de esos primeros seis años de gobierno, y vamos hacia fortalecimiento espiritual que no nos deje desconfiar de los poderes creadores del pueblo.

Lo que te hicieron hoy, tus hijos: Maduro, Carrizales, Tu hermano el ladrón, allá en Barinas, fue  un mareo patéticamente oligárquico. Lo mismo que le hizo Paez a Bolivar, lo nombró padre de la Patria mientras pretendía enterrar de la memoria popular sus sueños de emancipación y su utopía de Gran Colombia. A tí y a Bolívar los marearon por ser tan blancos occidentales en obra y omisión, y nuestra reflexión debe sistematizar esa situación (porque no estamos excentos de esa desgracia). Así que no solo vamos a llorarte todos los 28 de julio, sino evaluar el pelón que te echaste junto a muchos de nosotros frente a las fauces del desarrollismo devorador que no es cualquier cosa, cámara.

Te recordamos, hermano Chávez y desde nuestros territorios seguiremos la lucha, sin que ningún presidente «alumbrao» nos repruebe ninguna consigna o nos imponga su arrogante afirmación de que tu estás más despierto que nunca a los 100 días de gobierno Nuevopúntofijista.

Te recordamos sin tarima, sin libro grueso que hace culto a tu ego. Te recordamos en lo alto de la montaña frente al atardecer afinando un viejo cuatro mirando la sabana y su soledad…

 

Volvemos por todos los caminos, Nadie nos vencerá.

#liberenARodneyÁlvaez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.