El Gobierno derrotado nuevamente en el TIPNIS, ahora quiere apresar a sus defensores.

Categoría: Sin categoría |

marcha_TIPNIS_policiaPor Fernando Vargas Mosúa*

Después del 20 de junio de 2013 cuando los corregidores expulsaron a Gumercindo Pradel de la Comunidad de San Pablo del Río Isiboro, vinieron las demandas en contra de Adolfo Chávez que no estuvo en el terreno, Fernando Vargas Mosua, Pedro Nuny Caity que tampoco estuvo en el terreno, Lázaro Tacoo quien tampoco estuvo en el terreno, Adolfo Moye y Emilio Noza.

 

Es tan sorprendente que cuando uno defiende lo que por derecho le corresponde y lo peor que cuando uno defiende su patrimonio y patrimonio de todos los bolivianos, te tienen que demandar por los supuestos delitos de intento de homicidio, lesiones, y luego nos querellan por los delitos de feminicidio, asociación delictuosa y otros, esta querella es la demanda de la señora María Elena Flores Roca quien sólo miro de palco cuando los corregidores y comunarios intentaban sancionar a Gumercindo Pradel por atentar en contra de los derechos colectivos de los pueblos indígenas y el patrimonio de los bolivianos, desconocer las estructuras orgánicas de los pueblos indígenas del TIPNIS; acaso una persona que no estuvo en el acto puede sufrir aborto por solo mirar de palco? lo peor que no sabía que estaba embarazada, ya que la misma señora expreso que no sabía si estaba embarazada o no y que tampoco sabía si había abortado, el médico que la atendió expreso que “tenía sangrados vaginales pero que era de varios días atrás y tampoco era por golpes”, entonces que se pretende cuando la misma señora no sabe si estaba embarazada o no.

 

 

 

Por qué la querella criminal? que busca con esto, es fácil entenderlo, pues el gobierno quiere ver a los dirigentes en la cárcel y de esta manera callar la voz de los pueblos indígenas del TIPNIS y amedrentar a todos los bolivianos y así tener el poder y control del TIPNIS de manera absoluta e iniciar la destrucción del TIPNIS mediante la construcción del tramo II del proyecto carretero Villa Tunari San Ignacio de Mojos.

 

 

 

DENUNCIAMOS QUE el día jueves día de la audiencia en el Ministerio Público, se tenía que detener a los dirigentes por órdenes superiores, pero gracias a Dios no pasó esto. 

 

Queremos decirle a todo el pueblo Boliviano que estando aún en la cárcel con falsas acusaciones, seguiremos firmes en la lucha, pues la lucha no es solo por el TIPNIS, es por todos los bolivianos, tenemos que luchar por que se respeten nuestros derechos y eso significa participación de todos los programas y proyectos del Estado como es la salud, educación, mejores salarios, distribución equitativa de los recursos económicos y que emprendamos un aprovechamiento integral de nuestros recursos naturales en el marco de la conservación y respeto al medio ambiente y la madre tierra. Dejamos en claro que el TIPNIS no va a ser destruido por la política del gobierno, tarde o temprano nuestros derechos se tendrán que respetar y lograremos vivir en armonía entre bolivianos y con la naturaleza.

 

 

 

Sabemos que este es únicamente el inicio de los ataques contra los dirigentes y de seguro contra los activistas que defienden sus derechos, pero NO, no nos dejaremos amedrentar y seguiremos fuertes y firmes por la defensa de esta nuestra causa que es la defensa de derechos humanos de todas y todos los bolivianos.

Nosotros denunciaremos día a día los atropellos que sufrimos y sufriremos y exhortamos a que ustedes utilicen todos los medios de comunicación y redes sociales para denunciar PUBLICAMENTE los atropellos de los cuales son objeto por el tan sólo hecho de apoyar y defender sus derechos como bolivianos.

FUERZA COMPAÑEROS, PUEDEN TRATAR DE ASUSTARNOS… PERO EL QUE LO LOGREN SÓLO DEPENDE DE NOSOTROS.
No MAS miedo!!!!

*Presidente de la Subcentral Tipnis

#liberenARodneyÁlvaez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.