«El Amparo Guayanés»

Categoría: Poderes Creadores |

970200_261835797289265_785086607_nPOR: EQUIPO JURÍDICO DEL FRENTE LABORAL COMUNITARIO LUCHA DE CLASES

INTRODUCCION

Este tipo de amparo pro-patronal y anti-sindical y anti-obrero que por desgracia nació en nuestra Guayana que el primero de su tipo (El modelo) fue en CVG-VENALUM, en el año 2012, cuando los compañeros del Consejo de Trabajadores, estaban dando una lucha heroica y titánica que en contra todo pronóstico salieron vencedores al lograr defenestrar al mejor de los presidentes de la burocracia pumalaca del Estado Bolívar (Rangelismo-FBT, grupo económico político “dueño” de la región), el de más alto nivel técnico y político de todos ellos, pero sin ninguna probidad, el cual fue premiado por esa macolla ya que lo “elevaron” al Directorio de CVG, nos referimos a Rada Gamlush, a quien la vanguardia obrera de CVG-VENALUM logró presentar una series de pruebas de malversación y mala administración, en contra de él y de su equipo, no obstante esas denuncias aun permanecen de “reposo”. En el devenir de la lucha de estos compañeros, antes de que vencieran, como forma de quebrarlos, despedirlos y meterlos presos, la burocracia de CVG-VENALUM, en conjunto con unos “genios jurídicos” que tienen idearon este engendro diabólico que malamente lo llaman en Valencia y Caracas, en donde se ha aplicado, el “amparo guayanés”. Debo explicar, aquí, que estos “genios” jurídicos tampoco la pensaron mucho para “crear” esta figura perversa, ya que en si no tienen de donde mucho pensar, aunque en la maldad son gigantes. La base para crear este falso amparo, es un hecho cierto, y es el paro criminal que lograron la FBT-M-21 en CVG-ALCASA, en contra del Presidente-Trabajador Elio Sayago, con fines de destruir el control obrero y el plan Guayana Socialista, que en parte, para desgracia de la nación, han tenido éxito en esos propósitos obstruccionistas, entre enero y febrero del año 2011, encabezado por quien hoy, en mala hora dirige esa factoría Ángel Marcano, quien fue el principal agitador en ese hecho de lesa patria; ante el cierre por vías de hecho, violencia activa, candados, camiones atravesados, alto parlantes a volúmenes estridentes e insoportables, personas manifiestamente armadas y amenazas de muertes a los trabajadores y cooperativistas contratistas que quisiesen trabajar que hizo este grupo, encabezado por Ángel Marcano y José Gil de CVG-ALCASA, un grupo de trabajadores, cooperativistas y directivos de la empresa, muy valientes y corajudos, y a pesar de las amenazas graves y serias, un grupo de abogados introducimos un amparo en defensa de CVG-ALCASA, a nombre de estas personas corajudas y desprendidas que arriesgaban sus vidas, en donde si había una violación de verdad, verdadera, en contra de la libertad al trabajo, el libre tránsito y el ejercicio de la profesión, arte y oficio y el comercio, en el caso de las cooperativas, por vías de hecho. No obstante ese amparo fue “bailado” y “peloteado” y no admitido por razones banales, estupideces y paparruchadas y no hubo forma de restablecer la situación jurídica y constitucional infringida y no hubo ni estado de derecho ni organismo en el Estado Bolívar que restituyera las garantías violadas ante ese hecho de fuerza, simplemente porque esa “lucha” le convenía a la macolla que hoy se adueñó de Guayana.

La burocracia, cuando “pare” este tipo de amparo, que es un falso amparo,  y lo aplica en CVG-VENALUM, lo que hizo fue un “corte y pega” de aquel amparo cierto y real de CVG-ALCASA, es decir, que no pensó mucho, aunque son astutos y habilidosos como el diablo.

DIFERENCIAS DEL AMPARO GUAYANES FRENTE A AMPAROS PATRONALES ANTERIORES

En el año 2000 y 2001, en SIDOR, estando la nefasta y ladrona empresa privatizadora de “amazonia” y el grupo “Techmin”, una acción sindical de lucha justa fue “quebrada” por un amparo que ordenó a los trabajadores desalojar el portón por donde entraban y salían camiones, alegando libertad de tránsito y trabajo; pero este tipo de amparo, buscaba solamente eso, evitar pérdidas comerciales y seguir obteniendo grandes ganancias y por ello “hacían vacas” para entregárselas a quienes autorizaban o negociaban el amparo, pero el amparo guayanés, no se queda allí, el amparo guayanés va mucho mas allá y busca criminalizar, despedir y meter presos a la dirigencia sindical y obrera; es una forma de criminalización y represión de las luchas obreras, con la diferencia que en estos tipos de amparos, que son amparos que falsean la realidad, el poder judicial, la fiscalía, las inspectorías del trabajo y las policías, y otros órganos del estado que “meten sus narices” como la defensoría del pueblo, órganos derivados de la LOPNA, que intervienen “espontáneamente”, Diputados regionales y nacionales, etc., a cuenta de “mediadores”;  actúan como operadoras políticas, directamente, al servicio de la burocracia del grupo económico político dueño del Estado Bolívar.

El amparo guayanés, como es un falso amparo, ya que son hechos ciertos y graves, que si sucedieron en CVG-ALCASA, en enero-febrero del 2011, es traspolado artificialmente a una situación de hecho inexistente, cual ha sido el caso de CVG-VENALUM en marzo-abril del 2012, y otros en el resto del pais (Valencia en “Galletera Carabobo”, en donde quebraron una huelga y metieron preso a la dirigencia sindical con un amparo de este tipo) y ahora en PDV-COMUNAL, este tipo de amparo es un “corte y pega” de un amparo, que fue, en base a hechos verdaderos y ciertos, pero que en este tipo de amparo son adjudicados falsa y maliciosamente a los trabajadores en lucha con fines de criminalizarlos y reprimirlos.

NATURALEZA POLÍTICA-JURÍDICA DEL “AMPARO GUAYANÉS”

El amparo Guayanés, es de naturaleza eminentemente política, es una acción política de un grupo de poder, en este caso del Estado Bolívar, el rangelismo (Incluye FBT y a la vieja burguesía parasitaria y contratista o contratera guayanesa del puntofijismo hoy “roja, rojita”), pero que no actúa ella directamente sino que actúa por segundas y hasta terceras personas, con la gravedad que esas personas mamparas son nada menos y nada más que el poder judicial y otros organismos fundamentales del estado venezolano o de cualquier estado, tales como el Ministerio Publico, las Fuerzas Armadas, las distintas policías; y la víctima o gran víctima, aquí, son los trabajadores, sus reivindicaciones económicas, sus legitimas luchas y la institución del sindicalismo libre, independiente y autónomo.

El tipo de amparo, aquí en cuestión, es de naturaleza política, eminentemente política, el problema es que tiene su expresión en un hecho jurídico como es el mandamiento de amparo o una decisión de amparo, emitida por un juez y avalada por el Ministerio Público y por supuesto protegida por los órganos policiales y la FANB. Es la expresión patética del poder judicial y el ministerio publico actuando como operador político de la burocracia, criminalizando, reprimiendo a los trabajadores y sus justas luchas, para favorecer el poder.

DESCRIPCIÓN DEL OPERATIVO POLITICO JURÍDICO DEL “AMPARO GUAYANÉS”:

Ante una lucha obrera o sindical, en donde la burocracia es afectada y se están “destapando ollas” de corrupción, esta, falseando la realidad, y previa concertación con el poder judicial, ministerio publico y las FANB y demás policías, esto se hace por intermedio de los abogados y los altos cargos políticos de ambos lados, introduce una acción de amparo, en donde se narran hechos que son delictuosos y ameritan carta de despido justificado, amparo que inmediatamente es admitido y se ordena un amparo cautelar (En algunos casos el descaro ha sido de tal magnitud, que ante la piratería de algunos abogados de la burocracia peticionante, el juez ordena un “despacho saneador” con fines de “enmendarle la plana”), el cual es ejecutado inmediatamente, lo ejecuta el juez inmediatamente y en persona, dejando la piqueta de la GNB de custodia en el sitio, para garantizar que no reviva la lucha sindical, luego viene la audiencia oral, la que es una parodia, ya que todo “está decidido” y el amparo es declarado con lugar.

Como en la narrativa de los hechos motivo de amparo, en su mayoría falsos, hay conductas que son delictuales y razones de despidos justificado; el patrono de la burocracia remite copias certificados del amparo a la Fiscalía, la cual inmediatamente abre una investigación criminal con fines de judicializar a los líderes obreros; y otra comunicación dirigida a la Inspectoria del Trabajo, la que autoriza el despido calificándolo de justificado, ante tales hechos adjudicados, por un tribunal, como ciertos.

LO “NOVEDOSO” DEL AMPARO DE PDV-COMUNAL

Este tipo de amparo, que ha sido revivido en PDV-GAS-COMUNAL, conjuntamente con otros elementos como las calificaciones de despido de los directivos de CVG-BAUXILUM, ante la lucha de avanzada efectuadas como es la de un amparo “revolcatorio” a un operador sindical de la burocracia y las tomas militares que se han dado en CVG-FERROMINERA, hacen presumir la existencia de una ambiente de fascistización por parte de la burocracia rangelista, como reacción a la pérdida del poder político, que se manifiesta en la derrota en las elecciones del pasado 14-A, en donde el pueblo (Indebida e incorrectamente, a nuestro parecer), utilizó a la derecha para castigarlo y las ollas de corrupción, que en contra de su voluntad, se han venido destapando, e inclusive, el mismo Presidente Maduro, aun tratándose de gente afín a su tendencia sindical, ha tenido que proceder con hechos y no palabras, metiendo preso a burócratas delincuentes de cuello blanco como Sawban de CVG-FERROMINERA, pero estas tímidas actuaciones, aunque son bienvenidas, no son suficientes.

Pero, en esta nueva etapa del revivir del amparo guayanés, en concreto en PDV-COMUNAL, lo “novedoso” es que ya se sale del ámbito de las partes o del mero fin político de represión a los trabajadores y sus luchas, en concreto, y se hace extensivo a las comunidades o “frente a todos”; cuando el Juez del Trabajo que decidió favorablemente el amparo al patrono privado de PDV-COMUNAL; impone como obligación de no hacer una serie de medidas limitantes de la libertad sindical y del libre ejercicio político y hasta de transito, no solo a los supuestos agraviantes sino también al resto de los trabajadores, no intervinientes en la querella; pero no se queda ahí, llega mucho más lejos y agrega “…y a cualquier otra persona trabajadora o no..”, esta “novedad” implica que ahora la criminalización no será potestad única de los trabajadores y sus luchas sino de cualquier ciudadano, que haga el reclamo legitimo, valedero y justo, a la ineficiencias, indolencia y extrema negligencia de la directiva de PDV-COMUNAL, en prestar el servicio del gas doméstico.

 

 

#liberenARodneyÁlvaez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.