Concluye el operativo de medios populares en el Zulia

Categoría: foto plana,Guarureando |

elppdecide-colorPublicamos la editorial de cierre del operativo El Poder Popular Decide en el Zulia.97 reporteros de calle , 34 emisoras populares, 4 televisoras y un consejo de trabadores, unidad de monitoreo de medios y unidad de producción de contenidos. 3ra edición.

Horas antes del triunfo del Presidente Chávez el 7 de octubre, este operativo de contingencia terminaba su primera jornada y se nacía en la experiencia colectiva, entonces dijimos que la experiencia de comunicación popular que habíamos concluido era una victoria comunicacional, aún antes de saber el triunfo del compañero Presidente.

Aún con muchas torpezas nos movía la firme convicción de que los pueblos necesitan una acerada dinámica de relación y diálogo entre iguales, entre ciudadanas y ciudadanos completos, conscientes de sus derechos, resuelta la vida en una relación de dignidad y de justicia que nos haga confiar en un destino común.

Creemos que lo que hemos aprendido comunicacionalmente nos hace avanzar una vez más hacia una definitiva victoria del proyecto popular, que articularnos para construir una palabra  social, que ordenarnos en una unidad convocada desde una de las más elevadas conciencias de nuestra época es una escuela sin igual.

Pero es evidente que el día de hoy estamos frente a una lección aún mayor que nos obliga ha aprender rápidamente, que la madurez que necesitamos pasa por vernos y hacernos en la responsabilidad, que una cultura política exige, si queremos que no se detenga el sueño de que una sociedad justa.

Varios elementos son fundamentales: qué nadie estigmatice ni se haga el sordo ante la crítica, que nadie crea que debemos sacrificar a lo hecho y a lo conquistado la oportunidad que tenemos de cambiar las cosas que son urgentes de cambiar, que tenemos una deuda inaplazable con la lucha contra la corrupción, por la construcción de una dirección verdaderamente colectiva, con el combate a la burocracia clientelar  y ausente de compromiso, por la revisión del modelo de desarrollista que nos imponen desde las multilaterales, por el desmantelamiento de las mafias militares, judiciales y policiales. No culpemos a la mayorías de la corta diferencia que obtuvo el proyecto bolivariano en las elecciones, ese señalamiento no nos lleva a ninguna parte.

Chávez nos legó una unidad que no tiene parecido a las viejas unidades de acuerdo de la izquierda, ni a los pactos de interés, la unidad de un proyecto de república de comunidades, que no es un testamento, ni cosa parecida, ni tumba de las ideas menos, sino un proyecto a crear, recrear, y construir colectivamente. No descansemos, si es cierto que queremos justicia, esta generación y la que hoy crece tendrá que hacer y hablar desde el hacer, sin subordinarse a la vieja cultura clientelar petrolera que diseñaron los yanquis para tener una colonia de agradecidos.

el socialismo se conquista luchando.

#DondeEstáAlcedoMora

Una respuesta a Concluye el operativo de medios populares en el Zulia

  1. SALUDOS CAMARADAS

    Entre el fraude de las ideas y el fraude electoral Una victoria pírrica
    Indianidad

    No voy a contarles el cuento de la frase (victoria pírrica) a un sabio conocedor de la historia del dominio occidental como Atilio Borón. Sería un grave error pues, ciertamente, sólo soy un indio que atizado por la colonialidad del saber de nuestras instituciones educativas se vio obligado a titularse para demostrar a gentes como Atilio, que había logrado ser aceptado por sabios como él. De tal manera que, sé muy bien que él sabe mejor que yo la historia de la frase, surgida en el momento en que el ejército romano en su proceso de dominación territorial había logrado una victoria militar pero, a cambio de la destrucción de casi el 90% de su ejército que, posteriormente, terminó siendo destruido por las fuerzas del pueblo que pretendían dominar.

    Traigo a colación la frase y la anécdota para responder al acomodado discurso de tan importante «intelectual de izquierda», precisamente, porque nuestra tragedia venezolana ha permitido la «especialización» intelectual de cualquier «bicho con pezuña» pero incapaces de jugarse nada que no sea el próximo financiamiento a sus proyectos de investigación intelectual, sean estos libros de entrevistas que luego venden al publico en cada una de sus presentaciones para hablar como «especialistas» acerca del «extraño» caso venezolano (caso de Heinz Dietrich); o negarse a escuchar las voces de los otros, de los de abajo, abajooo: los indígenas que, haciendo un gran esfuerzo económico, pero convencidos de la condición «critica» y el «peso intelectual» del «científico social», no escatimó en su empeño por traerlos a su espacio no para que dejaran de ser «chavistas» sino para que escucharan su palabra. A cambio, tales «comprometidos intelectuales de izquierda o del llamado pensamiento crítico», no sólo se negaron mediante banales subterfugios sino que tuvieron el descaro de hacerse presentes en el mismo momento en los canales de televisión del Estado-gobierno como para demostrar a esos «indios sediciosos» que somos nosotros, que más puede el Estado-gobierno y su petrofinanciamiento que cualquier lucha de desconocidos indios del continente (este es el caso de Ana Esther Ceceña). Del señor Atilio Borón ni hablamos, ya hemos leido mas de una vez sus escritos en contra de los zapatistas. Imaginamos que se trata de que los hermanos «zapatos» no calzan en su «intelectualidad».

    En todo caso, y para no hacer mas largo este asunto, el hecho es que aquí en Venezuela ( y esto lo digo desde mi «fundamentalista» posición abstencionista, pues, ningún candidato nos representa como pueblo), hubo un soberano fraude. Eso, como hecho, a nosotros, los indios sólo nos confirma que los que se disputan la colonialidad del poder son capaces de cualquier violación a su palabra, pues, a fin de cuentas, ellos contaran siempre con intelectuales como Borón (los de «izquierda») o como un tal señor Krauze (los de «derecha») que se encargan de dar «sustento teórico» a sus faltas de palabra. En fin, para ellos, las palabras pueden torcerse porque están convencidos que ellas solo expresan «significados abstractos» a los que sólo basta una pequeña torcedura para cambiarles el sentido y significación. De eso sabe mucho el señor Borón pues se trata nada menos que de un filósofo conocedor de la filosofía occidental.

    Pero, a fin de cuentas, lo que les quiero decir es que el señor dice mentiras. Aqui hubo un fraude, Maduro nunca ganó. Esto puedo decirlo, sobre todo, porque en los municipios indígenas del Zulia donde nunca perdió Chávez (hablo del municipio Perijá, Guajira y Mara) el Maduro perdió hasta por 20 puntos de diferencia, y esto se repitió en todo el país, muy particularmente en las regiones indígenas.

    Pero no abundare en eso pues nos vale madres si Maduro gana o pierde, se asienta con las bayonetas o sale por las bayonetas, lo que si quiero decirle al señor Borón es que, en Perijá, la Guajira y Mara el gobierno chavista nos mató a Sabino, nos ha matado hasta ahora 12 compañeros dirigentes wayuu, con su politica extractivista nos ha arruinado la pesca a los añu condenándonos a la muerte y nunca hemos escuchado de él una palabra ni siquiera de lo que los «intelectuales de izquierda» les gusta llamar: «solidaridad crítica».

    Si le doy esta respuesta es porque ya estamos cansados de los «especialistas» que hablan por nosotros sólo a partir del financiamiento que reciben del Estado y no por el compromiso con nuestras luchas concretas.

    pouya wannü moujounükükai (la traducción sólo la conocerá cuando en verdad conozca la realidad venezolana)

    José Angel Quintero Weir
    jqarostomba@gmail.com

    RUPTURA.org
    18 abril, 2013 at 7:23 PM
    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.