La sangre corre de nuevo: Sabino Romero Izarra

Categoría: Guarureando |

Sabino Romero foto Francisco elias Pradaojos ilegalesFrancisco Elías Prada/ojos ilegales

(Frente a la indiferencia del estado y a su accionar represivo frente a la indiferencia del gobierno, de las instituciones y de una sociedad que da la espalda a nuestros pueblos originarios).
1
La historia se repite una y otra vez. Cae asesinado un hijo noble de esta tierra, la sangre del indígena que resiste, de nuevo es derramada, la lucha de nuestros pueblos originarios es de larga data 525 años, una lucha por la vida, una lucha por su cultura, una lucha por ser pueblo diferenciado, una lucha por creer en sus propios dioses, una lucha por sus derechos humanos fundamentales, ha sido un enfrentamiento histórico para sobrevivir frente al eterno despojo y la violencia.
2
El racismo, el etnocidio, la persecución, el saqueo de sus territorios han sido las fórmulas de la sociedad occidental enferma, atrofiada que no reconoce que la construye, de qué barro está hecha, que persigue al otro por ser diferente, pensar diferente y relacionarse de manera diferente con la naturaleza. El pueblo Yukpa y Bari en la Sierra de Perijá en un momento optaron por irse a las altas montañas, dada la persecución despiadada que intentaba e intenta erradicarlos como pueblo, asumieron una resistencia para poder sobrevivir.
3
La sangre corre y no ha parado hasta ahora: corre cuando mueren los niños desnutridos en las comunidades, corre cuando sus tierras son intervenidas por las trasnacionales de la minería y el petróleo previo acuerdo y autorización de gobiernos de derecha y de izquierda, aduciendo ese famoso adagio del “interés nacional” autorizando y negociando sus espacios ancestrales, la sangre corre cuando las fuerzas armadas nacionales intervienen, detiene, reprimen, disparan, amedrentan, amenazan y allanan las comunidades de nuestra Sierra de Perijá, la sangre corre cuando los ganaderos y hacendados quienes despojaron a los indígenas de sus mejores tierras debido a su poder económico compran la voluntad de instituciones y ponen al servicio de sus intereses a un estado corrupto, la sangre corre cuando estos mismos ganaderos utilizan la violencia encubierta con ejércitos de asesinos que son el brazo ejecutor en contra de las comunidades disparando cada noche manteniendo en zozobra a toda la comunidad, cuando intervienen en las comunidades y asesinan a golpes a sus ancianos (caso padre de Sabino Romero, Atacha José Romero de 95 años asesinado en Chaktapa por sicarios de los Vargas), cuando amenazan la paz de estos pueblos y niegan la posibilidad de vivir en equilibrio, en una tierra de nadie.

4
Todos de alguna manera somos corresponsables de esta muerte:

A- Los medios de comunicación que negaron, niegan y negaran la participación pública de estas comunidades, cuando asistían a denunciar los atropellos del ejército, los ganaderos, las instituciones públicas, las trasnacionales de la minería, cuando exigían sus derechos de manera legítima, medios que contribuían a criminalizar a estos dirigentes y sus pueblos, llamándolos contrarrevolucionarios, que estaban siendo manipulados por los enemigos de la Revolución (Caso Vanessa Davis VTV)

B- Los ofrecimientos del flamante Vicepresidente Elías Jagua, que prometió la solución inmediata a través de la compra de las bienhechurías de las haciendas de los ganaderos y que nuevamente aplicó la fórmula demagógica del ofrecimiento y la promesa.

C- Los que traicionaron procesos de resistencia como huelga de hambre que inicio el padre Korta hace 2 años y que negociaron y entregaron la huelga para no crear un clima político, que se pudiera interpretar como contra revolucionario.

D- La comisión nacional para la demarcación indígena que después de más de 12 años de funcionamiento ha resultado ser un elefante blanco lleno de la mayor incapacidad y corrupción al servicio de interés de estado y no de los intereses legítimos de las comunidades.

E- Los colectivos revolucionarios (ellos sabrán) del proceso que creaban expectativas falsas en relación a que el proceso apoyaba las peticiones legítimas de los pueblos originarios convocando a la conciliación y a la no resistencia. Y justificando a través de la frase “El presidente, no sabe”, expresión más absurda para justificar lo injustificable.

F- A las instituciones del estado empezando por el ejército quien mantuvo en prisión a Sabino Romero y Alexander Fernández (asesinado brutalmente con sadismo y con saña sacándole los ojos, pocos meses de haber salido de la injusta prisión a la que fue sometido) en condiciones infrahumanas, violando sus más elementales derechos, negándole asistencia médica, ejerciendo tortura sicológica y física, la Guardia Nacional que muchas veces llegó hasta la comunidad de Chaktapa Sierrá de Perijá, a detener a Sabino Romero a sus hijos, que persiguió, asedió, amenazó, amedrentó, insultó a Sabino Romero Izarra muchas veces para capturarlo y exhibirlo como un trofeo, al terrible y corrupto sistema judicial venezolano que acuso deliberadamente a Sabino Romero de invasor de la propiedad privada, ladrón de ganado bandolero, guerrillero, asesino y quien siempre estuvo y está al servicio del poder económico de los ganaderos, de GADEMA (asociación de ganaderos de Machiques, estado Zulia) responsable de la muerte hasta ahora de 13 indígenas Yukpas (sólo en 2013) asesinados por sicarios con saña, alevosía, premeditación, tortura.

G- La ex ministra Nicia Maldonado y el ministerio de asuntos indígenas al servicio de las élites y el poder, mujer corrupta, burócrata, traidora de los interés de los pueblos originarios, vilmente al servicio del poder del estado, del capital, en muchas ocasiones se pidió conversar con ella, que como responsable política de Estado al servicio de los pueblos originarios debía dar la cara por la deuda con estos pueblos y contribuir a resolver su históricos conflictos contribuyó y fue parte de las acusaciones falsas y ella directamente acusó a Sabino Romero Izarra de agitador, de rebelde, de ladrón de ganado. A la ministra actual continuadora de la misma política.

H- Los revolucionarios de cafetín, de cibercafés, y de resistencia virtual esos que hablan de las comunidades convivenciales, que teorizan en relación a las luchas sociales y a la resistencia, que se creen vanguardias iluminadas, que llevaran el conocimiento para que los pueblos se liberen, pero que nunca serán capaces de ir hasta allí, hasta donde está la lucha verdadera, a correr los riesgos de construir en colectivo verdades aprendidas en el día a día de los procesos creadores de esos espacios y sus seres.

I- Gadema, Asociación de Ganaderos de Machiques estado Zulia Venezuela. Sus ancestros persiguieron a los indígenas para despojarlos de sus preciadas tierras, utilizaron la muerte, el asesinato como herramientas para expulsar a los pueblos de sus territorios originarios. Comerciantes de la muerte, lograron poder económico a partir de la explotación intensiva de estos espacios. Sus descendientes actuales siguieron sus enseñanzas y se convirtieron en unos gánster que compran, negocian y venden voluntades. Crearon ejércitos paramilitares a su servicio, para seguir amedrentando, persiguiendo, violando, descuartizando, torturando a los pueblos indígenas Yukpa y Bari. Responsables directos de la violencia generada en estos territorios. ¡ASESINOS!

J- El ministerio del Poder Popular de Relaciones Interiores y Justicia, y su Plan Yukpa, activado por el ministro Tareck El Aissami, quien creó nuevas figuras burocráticas como los caciques mayores, que no peleaban por tierra, sino por cargos y otros privilegios. Introduciendo contradicciones y conflicto adicionales, privilegiando a los que traicionaban los intereses de sus pueblos y comunidades y persiguiendo a los que resistían (caso Sabino Romero, Alexander Fernández y las comunidades de Chaktapa) los planes del gobierno socialista, comprando conciencias con dadivas, prestamos y financiamiento, intentando quebrar la resistencia, maquillando una intervención brutal del estado y el gobierno al servicio de las nuevas elites en el poder y los contratos con la megaminería internacional.

5
Definitivamente Sabino Romero Izarra marcó un camino de resistencia, de lucha legítima, de resistencia frente a todo, que le era inaceptable al poder o a los factores reales de poder. Simple se confrontó contra el poder y sus múltiples intereses. Fue satanizado, lo cazaron como un animal, llegó a ser perseguido en su propia tierra, exilado de sus propios espacios, criminalizado por las autoridades de derecha e izquierda, por los ganaderos y por los jerarcas militares en contubernio con las trasnacionales mineras que quieren sus territorios a cualquier precio, porque allí están los minerales estratégicos. Ya los camaradas de esta revolución han negociado con el capital trasnacional de, China, Irán, USA, Rusia esos espacios que les pertenecen a las comunidades de manera legítima.

Perverso proceso, que habla a nombre de los pueblos originarios y conspira para su erradicación.

Sabino Romero Izarra fue traicionado por muchos otros dirigentes indígenas que pactaron, que se vendieron por unas monedas, que se olvidaron de dónde vienen y a dónde van, que nunca tuvieron compromiso con su pueblo y que hoy celebran su muerte.

Pero a pesar de toda esta ofensiva del estado, del los ganaderos, de la derechas de la izquierda, del ejército, de los aparatos policiales, de los ministerios, de los sicarios, de los indígenas traidores, de los medios de comunicación que instaban a su criminalización y asesinato, a pesar de muchos de sus hermanos y compañeros cayeron asesinados Sabino Romero Izarra líder del pueblo Yukpa marcaba el camino de la resistencia indoblegable y no lo pudieron atemorizar, no lo pudieron comprar, no pudieron ni podrán acallar su voz , no podrán acallar a su pueblo, su lucha, y su ejemplo.

Tendrán que matarnos a todos para lograrlo y aun así alguna semilla de rebeldía quedará regada en algún lugar.
Sabino somos todos.

El ejemplo de resistencia de Sabino y su pueblo está vivo

Sabino Vive. La resistencia sigue.

A estas horas la muerte continúa en su intento por tener nuevas víctimas: el ejército nacional de Venezuela esta allanando las comunidades y reprimiendo. No les basto con asesinar a Sabino. La resistencia continúa…

#liberenARodneyÁlvaez

Una respuesta a La sangre corre de nuevo: Sabino Romero Izarra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.