¿Por qué perdemos?, ¿por qué ganamos? (Por ejemplo Miranda)

Categoría: foto plana |

jauaNo es fácil seguirle al paso a tantos escritos serios que hemos leído en los últimos días sobre porque se perdió Miranda, y no es tontería lo que se ha escrito y dicho.

Con todo el respeto que me merecen todos y todas las escribidoras que han analizado el asunto, y guardando las distancias en mi caso porque soy una aventurera en esto de la escritura, me voy a atrever a darle por lo espiritual y social del asunto, antes que meterme en los números que ya bien han analizado otros y otras, aunque numérico es el hecho que faltaron votantes, ¿qué paso con quienes se abstuvieron?

No voy a extenderme mucho, Yo nací y vivo en el municipio en la parroquia Leoncio Martínez, y desde mi perspectiva territorial, creo que cuatro cosas fueron vitales para debilitar el proceso electoral en Miranda, y digo el proceso, porque Elias Jaua fue bien recibido en líneas generales, y transmitía buena vibra:

1°. Me parece que no ayudó para nada el hecho de las adhesiones de la Oposición de última hora. Es decir, la rueda de prensa que dieran los dirigentes de partidos que eran de la MUD (UNT por ejemplo), y otros que “de repente” se pasaron pal lado chavista, no fue bien visto. Inclusive mal visto por lo más duro del chavismo en la zona, que decía “esto me huele mal”, “¿de cuando acá saltan la talanquera días antes de la elección?”, “Dios quiera que esto no sea pacto con la Derecha, no queremos más pactos de Punto Fijo”, etc. Y esto venía ya con un tiro en el ala con adhesiones anteriores como la de William Ojeda, que fue todavía más cuestionado porque la mayoría de la gente que recordaba el 12 y 13 de abril de 2002, y su asalto a la alcaldía en Petare, le daba piquiña pensar que ahora Ojeda era “uno de los nuestros” sin ton ni son, como decía alguna gente.

2°. Otra “amistad” mal vista, era la del anterior alcalde Rangel Avalos, allí la piquiña era aún mayor, pues en dos períodos de gestión muy pero muy grises, logró que se perdiera la alcaldía de Sucre, porque lo que no se puede dudar es que aquí la gente voto dos veces por Rangel porque estaba cuadrada con Chávez, y sólo por eso voto de nuevo para la segunda reelección, e inclusive se ganó Miranda con Diosdado, pero ya no lo queremos en el municipio, uno de los rasgos más inolvidables de su gestión es el árbol de navidad de Coca Cola que puso en la entrada de La Carlota, y que gracias a la gente de Lina Ron de la UPV, pudimos quitarlo, la gestión de los desfiles de moda, hasta en el Parque del Este… pa` eso quedamos por estos lados. Así que ese «encompichamiento» no fue bueno.

3°. Algunos de los candidatos y candidatas al legislativo no son bien vistos, no sólo porque ya han tenido cargos de gestión municipal o estadal, y no han hecho “nada”, o por lo menos no son reconocidos por sus obras, y eso que tienen 14 años en cargos de más o menos relevancia como pa` dejar algo hecho, y han tenido en ellos más o menos tiempo dos años y hasta cuatro años, o más.

4°. Y por último, creo que seguimos subestimando el malestar que ha traído entre la militancia y simpatizantes el método de la cooptación, el 07 de Octubre no había duda de que el candidato era Chávez, y la gente salió en desbandada. Pero en las regionales no hay esa movilización, y más cuando no estaban contentos con que se pusiera a personas en listas de diputados que no gustaban (no todos, pero muchos de ellos y ellas). En el caso de las y los simpatizantes del proceso, ven con recelo, la falta de participación dentro del partido (el método por ejemplo), y tienen reservas en cuanto a militar sólo para los procesos electorales: toldos, propaganda, etc, y poca participación para el desarrollo de la política del partido y del país, sobre todo cuando en lo local, consejos comunales, comunas en construcción, y partido sólo discuten el tema electoral, y el tema de presupuestos para proyectos puntuales, necesarios, importantes, pero que no son lo único, ni lo primero en muchos casos.

La necesidad de impulsar una dirección colectiva para materializar este proceso de cambio revolucionario no se puede seguir postergando y el proceso constituyente deberá entonces constituirse en metodología permanente para la participación. No sólo es el caso de Miranda y las otras dos gobernaciones que se perdieron. Es que también los que ganaron tienen que estar mosca, el pueblo chavista no es tonto, y cada vez esta más sólido políticamente y exigente a la hora del papel que le toca en esta democracia participativa y protagónica.

Vienen tiempos de cambio verdadero, de revolución verdadera, el pueblo no la va dejar pasar…

 

Tibisay Maldonado Lira

26 Diciembre de 2012

 

#liberenARodneyÁlvaez

Una respuesta a ¿Por qué perdemos?, ¿por qué ganamos? (Por ejemplo Miranda)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.