Carta de Jorge Goyo del Grupo FRIO desde la prisión: ¿CARTA DE LUCHA?

Categoría: foto plana |

Cuando me dijeron que hiciera una carta de lucha para infundir ánimos, pensé: “estoy preso y me siento en calma y armonía, no resignado y sumiso”. Estoy claro en las consecuencias de esta lucha y en que no es por la estúpida consigna de la “refundación de la patria”, palabras vacías de los vocingleros de la miseria (gobernantes y lacayos); para el pueblo palabras de esperanza en un cambio; realidad? Continuismo de la opresión y represión.

Entonces ¿cómo escribir una carta de lucha para dar ánimos? No, prefiero invocar la rabia, el grito ahogado, la decepción, el dolor… y decir ya basta!!

Basta de ser espectadores, basta de ser sumisos, basta de resignación! Somos todas y todos nosotros la verdadera razón por la cual no hay cambios, permitimos la continuidad de este desastre, pero a la vez somos el cambio desde la organización de base en la unión de los invariablemente oprimidos para realizar la acción colectiva por objetivos comunes; ¿cómo hacerlo?

¡Desde el voto no es!, ¡desde el silencio menos! tampoco aceptando imposiciones de líderes (pseudolíderes), ni desde el individualismo; ¿entonces?

En este punto reflexiono y veo cómo en cada una de las luchas liberadoras y cada lucha planteada -desde hace varios años, varias décadas y en los años más próximos pasados- la estrategia del Estado pasó de exterminar a grupos enteros al exterminio selectivo (político, social y físico), de la captación o reclutamiento de individuos de las luchas populares a la captación o reclutamiento de grupos enteros.

Concebir las luchas populares como un apéndice de la institucionalidad de un Estado/gobierno que fundamenta su hegemonía en un sistema parlamentario- por demás opresor – no solo es absurdo, es criminal, es ponerse en la acera de enfrente, es traicionar la confianza del pueblo.

Caer en triunfalismos por una victoria electoral de uno u otro candidato, de tal partido o grupo de poder, es lo más distante que se puede estar de la organización de las bases populares y sus luchas históricas y de la integración, formación y materialización de acciones colectivas para alcanzar objetivos reivindicativos comunes.

El mesianismo o caudillismo promocionado por todos los sectores (Oficialismo – Oposición), y que nosotros avalamos, nos hace un daño terrible, en tanto el solo hecho de pensar que un personaje (Caudillo) es la solución Macro y Micro de todos los males que nos aquejan a los oprimidos, es una estupidez y un extravió de la lucha.

Por todo esto es necesario y urgente repasar dónde estamos y cómo llegamos hasta acá, no es producto de casualidades, es una gama de acciones que han generado las situaciones actuales, situaciones que estudiadas a fondo nos conducirían a crear condiciones objetivas y subjetivas por verdaderos cambios. No es la premisa criticar por criticar, es un llamado a la acción consiente y organizada que nos dará la fuerza necesaria para enfrentar todo un aparataje de lógica burguesa cuya naturaleza es colocarse de espaldas al pueblo.

Para poder enfrentar esta lógica primero debemos construir una coalición de fuerzas populares (dispersos nunca podremos) con la que el poder opresivo se vea limitado y enfrentado por nuestra unidad y claridad políticas, para ello precisamos programar y ejecutar, entre otras, las acciones que acá propongo:

  1. Organizar reuniones con los colectivos y organizaciones populares fuera de la estructura del Estado/gobierno.

  2. Formación político ideológica de los militantes de dichas organizaciones (reuniones programadas en consenso).

  3. Estudio y análisis de las luchas históricas del movimiento popular.

  4. Discusión de las diferentes formas de lucha.

  5. Visitas a las comunidades para conocer las diversas problemáticas y definir asamblearia y conjuntamente un plan de lucha.

  6. Actividades culturales y formativas con contenido político ideológico, fuera de la comparsa politiquera.

  7. Combatir, desde el seno de las bases, toda expresión personalista e individualista.

  8. Declarar la autonomía de los movimientos populares, excluyendo, desenmascarando y combatiendo los intereses que les convierten en apéndices del Estado, de partidos políticos o de cualquiera de los grupos representantes del poder

  9. Trabajar por la independencia organizativa y el autofinanciamiento.

  10. Desarrollar permanentemente el trabajo voluntario político social.

¡!!!!!!! REBELDÍA  POPULAR   YA !!!!!!

¡!!!!!!! INSURGENCIA   POPULAR   YA !!!!!!!

Jorge Goyo.

Preso Político.

Noviembre, 2012.

#liberenARodneyÁlvaez

17 respuestas a Carta de Jorge Goyo del Grupo FRIO desde la prisión: ¿CARTA DE LUCHA?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.