Del ALBA al CELAC

Categoría: Sin categoría |

 

Por: Enrique Contreras Ramírez

Con la mirada complaciente de Washington y con el dejar hacer de México, Brasil se confirma como el país con mayor liderazgo en la región y se anota todo un éxito desde todos los puntos de vista, incluyendo el diplomático.

Venezuela seguirá financiando a nombre de la “integración” los planes recolonizadores de los grupos económicos dominantes del gran capital, disfrazando tal situación con el nombre de socialismo del siglo XXI.

Hoy el alba (alternativa bolivariana para las Américas) quedó como un cuento, que en una oportunidad hechó Chávez, para alargar sus cadenas mediáticas  que nada le aportan al país.

Al ritmo del mambo, termino la jornada internacional que en materia geopolítica se celebró en Caracas, donde 33 países de Latinoamérica y el Caribe decidieron asumir el CELAC, como modelo de integración  para “defender los intereses” que como región tenemos.

La declaración que se firmó al finalizar el acto y según fuentes noticiosas internacionales, le pidieron a Estados Unidos que le diera fin al embargo que le mantiene a Cuba, de igual manera el apoyo a la Argentina en la causa Malvinas en contra de la posición del Reino Unido y se pronunció por impulsar políticas de “inclusión social”.

Algunos analistas internacionales han señalado que al “asumir el presidente chileno, Sebastián Piñera, como nuevo presidente pro-témpore de la CELAC, se pone un límite muy concreto a cualquier intento de utilizar esta comunidad de países como alternativa a la OEA. Brasil logra así tener un espacio muy importante para concertar políticas con los 33 países latinoamericanos y del Caribe, pero sin chocar con los intereses de EEUU ni anular a la OEA por ahora”.

EL DISCURSO DE SIEMPRE

            “Estamos aquí, para cumplir con el mandato de nuestro pueblo” –señalo uno de los presidentes asistentes al evento. “Es hora de que nuestra región fije su propio destino, para hacer de éste Continente lo que tanto añoraron nuestros libertadores” dijo el otro. “Ahora sí, nuestro Continente lograra lo que durante muchos años hemos querido, para abrir caminos en el desarrollo de nuestros pueblos” afirmó profundamente “emocionado” otro asistente al acto “histórico” que la prensa durante esos días reseñaba, desde Caracas.

Los “analistas” económicos y políticos (tarifados), que en muchas oportunidades pagan los gobiernos para que le den prestigio a sus administraciones, en su mayoría coincidían indicando que el CELAC, será un organismo que ayudara a consolidar  las economías, la actividad comercial, los procesos de industrialización, mejorar las relaciones diplomáticas, crear nuestros propios mercados y sobre todo marcar la solidaridad necesaria entre naciones  dentro de una sola unidad geográfica, manteniendo cada país sus respectivas particularidades e independencia.

En que se diferencias estas apreciaciones a las que originó por ejemplo el Sistema Económico Latinoamericano (SELA), la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC) o del Mercado Común Centroamericano (MCCA), los mismos son referencia o ejemplos de unidad regional  dentro de este escenario geopolítico. Pero unidad o integración para qué y para quién, podemos entender claramente, que se trata de momentos históricos que los grupos dominantes de cada país toman en reacomodo, para consolidar sus intereses económicos y políticos a nombre de una integración que solo favorece a las burguesías y oligarquías de cada país y a sus respectivos amos.

Hablan de inclusión social en los discursos, pero cuando se va a la realidad de cada uno de esos países se puede observar con claridad, que la deuda externa crece exponencialmente, que el desempleo se acrecienta, la educación no llega a todos en igualdad de condiciones, la vivienda brilla por su ausencia, la salud un caos y producto de tanta miseria, la inseguridad cobra centenares de muertos cada día. Podíamos seguir enumerando las variables negativas que son el resultado de este tipo de ensayos llamados procesos de integración.

LO QUE SE ESCONDE

En algunas oportunidades hemos señalado, que existe un reacomodo en el planeta del imperio del capital que muchos llaman mundialización o globalización. Y dentro de ese paradigma del neoliberalismo, hemos dicho que para América Latina y el Caribe existen planes muy concretos en plena ejecución, cuyo objetivo es la recolonización de nuestra región, entre los cuales destacan “El Plan Colombia”; “El Plan Puebla-Panamá”; “El ALCA”, que en Venezuela se desarrolla como el IIRSA. Estos planes en plena ejecución hoy día, están dirigidos a explotar nuestros recursos renovables y no renovables de la región, para alimentar el llamado desarrollo de ese gran capital, que explota sin medida y consideración los recursos del planeta, pues para ellos la tierra junto a la humanidad son simple mercancía y como mercancía, se puede vender, se puede comprar.

Estos planes, que desde el punto de vista económico, político y militar son la expresión de un proceso recolonizador, planteado por los intereses de ese gran capital que se ha fusionado en forma de conglomerados, está en función de fortalecerse como grupos dominantes en el mundo y nuestra región representa un objetivo primordial para sus respectivos planes.

Venezuela es punta de lanza en el marco de esta propuesta y la cumple  junto con Colombia al pie de la letra, pues para los entendidos en esta materia, el “Plan Colombia”, junto al Plan Puebla-Panamá, buscan la explotación de los recursos naturales de la región. Estos planes están avanzando en la construcción de una infraestructura para los poliductos, donde Venezuela y Colombia juegan papel relevante en el megaproyecto.

Sobre lo que estoy señalando, lo escribí en una oportunidad en el libro “Globalización y Plan Colombia” publicado en diciembre del año 2000, con prólogo del General Francisco Visconti, donde escribió: “No debemos olvidar jamás, que cada uno de los sistemas de dominación externa de los pueblos latinoamericanos, se ha apoyado en factores opresivos internos de la propia América Latina. En cada caso la potencia dominante ha encontrado sectores de nuestras propias sociedades, que la auxilian en su empeño de controlar los destinos de nuestra gran nación, en su papel de peones o instrumentos de los intereses hegemónicos tradicionales”.

Y yo me pregunto en medio de todo lo que viene sucediendo ¿qué es  el CELAC?, son 33 países de América Latina y el Caribe, cuyos gobiernos se arrodillan frente a los planes recolonizadores del gran capital.

En el mismo prólogo, el General Visconti afirma: “Este plan está enmarcado dentro de objetivos globalizadores de la potencia hegemónica mundial, que junto con sus interesados y sumisos aliados, se proponen aplastar cualquier insurgencia emancipadora de los pueblos de nuestro continente”.

EL PACTO SANTOS-CHÁVEZ

Diario “El Espectador”

16 de abril 2011

Cartagena. Los gobiernos de Colombia y Venezuela firmaron este sábado 16 de abril acuerdos de cooperación e integración en diversas áreas, anunció el presidente Juan Manuel Santos, al término de su reunión con su homólogo de Venezuela, Hugo Chávez, en Cartagena.

“Fue una reunión muy productiva. Se cumplen ocho meses desde que se decidió poner en marcha un proceso en diferentes frentes para fortalecer las relaciones entre Venezuela y Colombia”, manifestó el mandatario colombiano.

El jefe de Estado agregó que “en esta tercera reunión logramos avances importantes. Firmamos 16 acuerdos que tienen que ver con proyectos de infraestructura, que van a fortalecer la integración, por ejemplo, construcción de poliductos, oleoductos y carreteras”, dijo.

Además, destacó convenios en materia militar, de comercio, pago de exportaciones a empresarios colombianos, creación de empresas privadas de salud, turismo, desarrollo fronterizo, suministro de combustibles y lucha antinarcóticos.

Diario “El Tiempo”

. (21 de noviembre 2011)

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos dijo este lunes desde Londres, que tiene un acuerdo con el mandatario venezolano, Hugo Chávez, sobre las Farc, al referirse a las versiones sobre la posibilidad de que el nuevo jefe máximo de las Farc esté escondido en ese país, lo que activó los canales diplomáticos entre Colombia y Venezuela.

El presidente Santos explicó que el acuerdo es para que si algún jefe guerrillero está en el vecino país, él le ayuda a Colombia a capturarlo. (Timochenko le envió un fuerte comunicado a Santos).

“Con el presidente Chávez tenemos un acuerdo. Si nosotros tenemos pruebas de presencia de algunos de estos comandantes allá, y le damos las coordenadas, el inmediatamente actuaría y así será”, reseñó el diario colombiano El Tiempo.

Creo que las declaraciones del Presidente Santos, deja bien claro la estrategia continental, no trazada por ellos, sino “recomendada” por quienes representan los intereses del capital (Conglomerados), estos escenarios sólo revelan a quien sirven los gobiernos, hasta el punto que ambos mandatarios han declarado “que nadie los va a descarrilar en esta nueva alianza”.

#liberenARodneyÁlvaez

Una respuesta a Del ALBA al CELAC

  1. Me gustaría contactar con usted…Saludos

    rachela batista
    21 enero, 2012 at 2:53 PM
    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.