Desde la matria Colombia: Por la nueva y definitiva Independencia.

Categoría: foto plana |

 

Comunicado Publico

¡¡¡No al Proyecto General de

Educación Superior!!!

 

La lucha por la Educación

es una lucha de todo el pueblo

Colombiano

 

«Las naciones marchan hacia el término de su grandeza, con el mismo paso con que camina la educación. Ellas vuelan, si ésta vuela, retrogradan, si retrograda, se precipitan y hunden en la oscuridad, si se corrompe, o absolutamente se abandona»

Simón Bolívar

 

Una vez más miles de jóvenes colman las calles de nuestro país con dignidad, resistencia y propuestas de transformación, esta vez en contra del proyecto de ley general de educación superior que el gobierno de Juan Manuel Santos busca imponer al conjunto de la sociedad colombiana.

 

Este nefasto proyecto ley avanza de manera definitiva en la privatización de la educación superior de los colombianos y colombianas, a través de la configuración y articulación de un mercado de la educación, profundizando la actual crisis financiera de las universidades públicas con el fin de convertirlas en el mediano plazo en universidades “mixtas” (nombre eufemístico que en la reforma se le da a la privatización), de igual forma se pretende que el costo de la educación sea asumido fundamentalmente por las familias colombianas, las cuales además de pagar ya una fuerte carga tributaria tendrán que endeudarse con el ICETEX y otras entidades financieras para que sus hijos puedan acceder a una educación costosa y de mala calidad empeñando por mucho tiempo su futuro y bienestar, todo esto en plena consonancia con el actual Plan Nacional de Desarrollo que, como ningún otro, implementa la visión neoliberal en todas las esferas de nuestro país, acentuado con la aplicación del Tratado de libre comercio con los Estados Unidos; esto deja  una universidad colombiana sin autonomía, como empresa privada y para la empresa privada, que por ende se encontrara impedida para ayudar en la solución de los problemas más sentidos del país.

 

Esta lucha es fundamental porque el Movimiento Estudiantil  ha logrado demostrar, en la práctica, a miles de personas que lo que se encuentra en disputa hoy por hoy en nuestro país, no es solo el derecho a la educación, sino dos proyectos de sociedad contrapuestos y antagónicos, el primero de ellos encabezado por el gobierno de Juan Manuel Santos que en el marco de la actual coyuntura  ha mostrado todas sus facetas, evidenciando  una visión de país que no tolera la democracia ni la oposición política y social y que tiene como única forma de relacionarse con esta, el asesinato, la judicialización, la represión generalizada y la estigmatización, tal y como ha quedado demostrado con el asesinato por parte del estado del joven estudiante Jan Chen Lugo en la ciudad de Cali, la detención de tres líderes estudiantiles en el sur del país, la constante represión  contra la movilización estudiantil  y los innumerables montajes mediáticos que vanamente se han intentado tejer en los últimos días contra la legítima protesta. Un proyecto de sociedad cada vez más desigual, la tercera del mundo según las últimas cifras del PNUD, donde no solo se concentra la riqueza, sino que se pone en función del capital los derechos más mínimos de nuestra gente ya no solo la salud, las pensiones, los servicios públicos y la educación básica, sino ahora también la educación superior particularmente la universitaria. Un Modelo de sociedad donde no puede existir educación que le permita a las mayorías, a los históricamente  explotados emanciparse, tomar las riendas de su destino y con todos los elementos de las ciencias, las humanidades y el arte configurar un presente digno y un mejor futuro.

 

La otra visión de sociedad  en la que se encuentra el Movimiento Estudiantil Colombiano y su programa mínimo, así como miles de campesinos, trabajadores, indígenas, mujeres y hombres de las barriadas que diariamente se preparan,  movilizan y se organizan en pos de construir un país verdaderamente democrático recuperando el sentido de lo público en el que la educación, la salud, la cultura y los elementos indispensables para la vida sean concebidos como derechos fundamentales y asumidos como prioridad fiscal por parte del estado, en contra vía de la actual prioridad de la financiación de la guerra y de la deuda estatal con los organismos multilaterales y el sector financiero. Un modelo de sociedad donde la democracia pasa por las garantías para la expresión de las diferentes posiciones  y en que las decisiones son construidas con las mayorías y no con las elites gobernantes y sus representantes en el congreso de la república, un modelo de sociedad en paz producto de la justicia social obtenida de las reformas estructurales propias de la solución política al conflicto social y armado y no de la perpetuación de la muerte y de la guerra como mecanismo de preservación de un modelo económico claramente injusto y perverso.

 

Es por esto que la Marcha Patriótica-Cabildo Abierto por la Independencia, proceso compuesto por un amplio número de organizaciones sociales y populares, no solo respalda las peticiones del Movimiento Estudiantil Colombiano aglutinado en ese valioso esfuerzo unitario de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE), sino que las asumimos como propias y hacemos un llamado urgente al conjunto de la sociedad y sus sectores democráticos y populares para que asuma esta pelea, no como responsabilidad únicamente del estudiantado o de las comunidades universitarias, sino por el contrario como una pelea central de todos los colombianos y las colombianas por el derecho a una educación gratuita y de calidad, elemento indispensable de la transformación general de nuestro país, dicha responsabilidad debe expresarse en todos los escenarios de construcción conjunta de un modelo alternativo de Educación para la Segunda y Definitiva Independencia  acorde con las realidades y necesidades de Colombia, pero sobre todo debe expresarse en las calles, en las movilizaciones, especialmente este jueves 10 de noviembre en todas las ciudades del país, fecha en la que el torrente popular debe obligar al Gobierno Nacional a renunciar a sus obstinadas y antidemocráticas pretensiones.

 

En consecuencia con esto desde la Marcha Patriótica  de acuerdo  con lo planteado por la Mesa Amplia Nacional Estudiantil le exigimos al gobierno nacional retirar el proyecto de ley general de educación superior, brindar las garantías para construir una propuesta de reforma con todos los sectores de la sociedad colombiana especialmente las comunidades universitarias y respetar real y efectivamente los derechos a la movilización y organización del pueblo colombiano, particularmente del estudiantado.

 

Los estudiantes y los diferentes sectores del pueblo colombiano  no debemos desfallecer en los nobles y necesarios propósitos que nos hemos trazado, por el contrario el momento nos exige mayores niveles de movilización y de articulación social y popular, no solo frente a esta lucha por la educación, sino frente a nuevas jornadas que permitan la confluencia de todo el pueblo colombiano y su descontento en un gran Paro Cívico Nacional, que nos lleve a  dar un duro golpe contra el modelo de muerte, despojo y miseria que históricamente nos hecho padecer.

 

¡¡¡Por una Educación para la Segunda y Definitiva Independencia!!!


¡¡¡Viva la unidad del pueblo colombiano y la preparación del Paro Cívico Nacional!!!


¡¡¡Viva la Mesa Amplia Nacional Estudiantil!!!


¡¡¡Viva el Paro Nacional Universitario!!!    

 

 

#DondeEstáAlcedoMora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.