Colombia: Congreso Nacional de Tierras, Territorios y Soberanias

Categoría: Sin categoría |

 

La tenencia y el despojo de las tierras. Primer tema de debate en el Congreso de Cali.

Fuente: Notiagen.

La tenencia y el despojo de la tierra fueron los aspectos que debatió la primera mesa de trabajo del Congreso, en el día inicial de discusiones. Mandatar es luchar por la liberación de los territorios y el poder de los pueblos, dijeron las personas que deliberaban, mientras se negaron a reconocer las leyes y políticas impuestas por el gobierno.

Las organizaciones campesinas, indígenas y estudiantiles que participaron en este espacio caracterizaron la situación actual como un periodo neoliberal de gran concentración de la propiedad, que cada vez está más en pocas manos (el 3% de la población tiene cerca del 48% de la tierras). Según explicaron varias de las personas en sus intervenciones, problemas como el desplazamiento forzado, el despojo y la violación de derechos humanos se generan por culpa del modelo de desarrollo neoliberal y sus principales responsables son las multinacionales, los terratenientes y el gobierno nacional, que con ayuda de fuerzas estatales y paraestatales aterrorizan las poblaciones con tácticas de guerra sucia como amenazas y masacres hacia la población indefensa.

La dinámica que se utilizó para lograr escuchar las inquietudes y los aportes fue la división por grupos de trabajo de no más de 60 personas. De esta forma se logró garantizar que los diferentes grupos que asistieron al evento (de indígenas, campesinos, comunidades afrocolombianas, trabajadores y estudiantes) pudieran hacer sus aportes y contribuir a la construcción de los mandatos.

Un comité que aglutina 12 municipios del Cesar mostró su descontento frente a la forma de legislar del gobierno, pues en ella no se consulta, ni se tiene en cuenta la opinión de las comunidades. ElComité de Integración Social de Cimitarra destacó, en ese sentido la importancia del Congreso de Tierras, Territorios y Soberanías como un espacio de decisión creado por los pueblos y para los pueblos.

Entre los mandatos más importantes que definen los participantes aparecen: el respeto a la vida, la repartición justa de la tierra, otorgándola a las personas que la trabajan, la cuidan y la respetan; la búsqueda de soberanía y autonomía alimentaria, que implican la apropiación del territorio por parte de las comunidades y su posterior uso de acuerdo con las necesidades. Además, se propuso sacar a las multinacionales y transnacionales que han ayudado a empobrecer el campo y combatir el Plan Nacional de Desarrollo del actual gobierno; así lo sugirieron de la Universidad del Valle y la Universidad Nacional y su propuesta se aceptó en la reunión plenaria.

_________________________________________________

Movilización y ordenamiento territorial propio se discute en el Congreso de Tierras

Fuente: Notiagen.

Miles de personas congregadas en el Congreso de Tierras, Territorios y Soberanías, en la ciudad de Cali, hicieron una caracterización de los problemas que afrontan las comunidades rurales y urbanas de Colombia. Lo que han llamado las leyes del despojo, las agresiones y amenazas a las organizaciones populares, la imposición de megaproyectos mineros y agroindustriales y la militarización, son, según los participantes, las principales características del conflicto territorial del país y motores de la guerra.

Conflictos entre los pobres del campo

Uno de los debates más candentes tuvo lugar al momento analizar las causas de algunos enfrentamientos entre comunidades afrodescendientes, campesinas e indígenas. Al respecto, miembros de cabildos indígenas del Cauca y Nariño señalaron que se deben a presiones externas de multinacionales y el gobierno, y denunciaron la existencia de una política diferenciada para acceder a la tierra, lo cual tensiona las relaciones entre distintos grupos sociales que comparten un mismo territorio.

Campesinos y pobladores afrodescendientes pertenecientes a Afrosiso, Cauca, manifestaron la necesidad de que «Las comunidades se reúnan de forma autónoma a resolver sus problemas y ordenar sus territorios, sin interferencia de agentes externos, como gobierno o empresas que tienen sus propios intereses».

En los meses anteriores, algunas comunidades se han enfrentado en los municipios de Totoro, Miranda y Caloto en el Cauca por el acceso a la tierra, lo que es interpretado por los asistentes al Congreso como «Una estrategia para intervenir militarmente el territorio y entregarlo luego a los ingenios y las mineras».

«La mentira es la palabra de las multinacionales»

Una de las comisiones que debatió el problema minero y energético hizo énfasis en lo que denominaron «campaña de mentiras sobre las bondades de los megaproyectos». Juan de la Cruz, pequeño minero del sur de Bolívar, señalo:que muchas de las políticas implementadas en Colombia se sustentan en falsas informaciones sobre la minería a gran escala y los cultivos para agrocombustibles. «Ahora dicen que hay una minería responsable y limpia por parte de las grandes empresas, cuando todos sabemos los grandes daños que causa», señaló. Así mismo, desmintió que los cultivos de palma para el diesel sean ecológicos, al tiempo que denunció la precarización laboral y el gran consumo de agua que exige este tipo de cultivos.

Gran confluencia de procesos

Durante el día de ayer llegaron al Congreso delegaciones de la Marcha Patriótica y Comosoc. En la reunión de la Comisión Política, voceros de la Asociación Campesina del Valle del Cimitarra ACVC, la Federación de Estudiantes Universitarios FEU y otros voceros de la Marcha Patriótica manifestaron su apoyo al Congreso. Andrés Gil expresó: «El Congreso es una nueva oportunidad para fortalecer la unidad popular, ante la necesidad de enfrentar con la movilización y de forma conjunta las políticas antipopulares del gobierno». Por otra parte la Coalisión de Movimientos Sociales de Colombia, Comosoc, hizo presencia con su iniciativa de la Octava papeleta por el derecho a la salud y la seguridad social.

Para el día dos de octubre se hará una gran plenaria que según la Comisión Política congregará a cerca de 6000 personas de las distintas comisiones de trabajo, quienes definirán los primeros mandatos temáticos.

 

 

 

 

#liberenARodneyÁlvaez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.